ENTREVISTA

Mario Muñoz: “Nos damos un plazo de dos años, para crecer rápido”


Visita. Mario Muñoz, sales manager de Tsubaki para Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay, estuvo en el país


A decir de Muñoz, los sectores de alimentos y minería son un target importante
Escuchar el artículo Pausar Lectura

11/09/2018

—¿Cuál es el negocio de Tsubaki?

Somos una empresa de transmisión de potencia mecánica, ofertamos cadenas, reductores, portacables, todo lo que son elementos mecánicos para la transmisión de potencia. Toda la línea que nosotros manejamos es complementaria a la que dispone Finilager; por ejemplo, con el área de rodamiento, operamos dentro de los mismos sectores en las diferentes industrias.

— ¿Qué sectores demandan más sus productos?

En realidad nosotros tenemos alcance en casi todas las industrias: azúcar, aceites de soya, minería, papel, cemento, alimento, y en prácticamente todas, tenemos productos que le podemos suministrar.

— Antes de concretar su alianza con Finilager, ¿tenían presencia en Bolivia?

No, todo se realizaba a través de venta directa, yo atendía a los clientes directamente, pero por un tema de cobertura era imposible atenderlos de buena manera, por eso nosotros necesitábamos un socio local, en este caso Finilager, que fue el mejor socio que podemos tener en Bolivia, ya que posee una gran cantidad de sucursales, una trayectoria en el mercado boliviano y conoce a los consumidores. Muchos de nuestros clientes bolivianos obtenían información nuestra por recomendación o internet, nos contactaban, pero el seguimiento no es el mismo que la asistencia técnica local. Finilager no contaba con una marca como la nuestra en su oferta.

— ¿Cuáles son sus expectativas con el inicio formal de sus operaciones en el país?

La marca ingresó de forma directa a la región hace 10 años. Hemos ido creciendo paso a paso y uno de los pocos países en los que no teníamos distribución era Bolivia, por lo tanto estamos muy expectantes del desarrollo de nuestras operaciones aquí. En Bolivia hay un mercado para los productos de calidad, hemos concretado un par de negocios interesantes, pero eso también tiene relación con que Finilager tiene experiencia con nuestros productos y lo pueda ofrecer con altos estándares. En realidad, nosotros nos damos un plazo de uno a dos años, para comenzar a crecer más rápido.

—¿Cómo han evolucionado sus operaciones en el Cono Sur en esa década de presencia?

Ha sido muy buena, porque había un mercado de calidad que estaba desabastecido. Muchas veces se tiene la impresión de que todo es precio, pero Tsubaki ofrece productos de calidad, que dan mayor durabilidad a las operaciones de los clientes. Ellos entendieron eso y nos ha ido muy bien. Los mercados de la región más importantes en la actualidad para Tsubaki son Chile, por haber empezado a operar allí, y Perú también. Argentina está creciendo y esperamos que Bolivia alcance esos niveles lo más pronto posible.

—¿Su llegada a Bolivia vendrá acompañada de posibles inversiones en el futuro?

Hay posibilidades de invertir. Como le dije, empezamos a operar en la región hace 10 años, tenemos personal local como mi persona en otro países, tenemos distribución y en el futuro si los negocios lo permiten, tendremos instalaciones propias. La posibilidad es real, ya que Tsubaki ha acompañado su ingreso a otros continentes de esa forma. Estamos en Europa, Asia y Estados Unidos, nos faltaba estar en América Latina, ya estamos y continuamos trabajando para consolidarnos en la región.