DINERO

Los líderes enfrentan ocho retos en tiempos de desaceleración


Trabajo. El estudio de clima organizacional Empleador Líder muestra cómo impacta el nuevo entorno económico

Escuchar el artículo Pausar Lectura

17/04/2018

Los líderes en Bolivia deben afrontar ocho retos en 2018, reveló Human Value durante la presentación de resultados de su estudio de clima organizacional Empleador Líder.

Lo desafíos son no más ventas, menos utilidades, un 232% más en costos, foco de proyectos eficientes, la regulación, repensar estrategia y cultura; un gobierno corporativo no alineado a la estrategia, disrupciones en modelo de negocios, procesos de productos; mayor cobertura de mercados y que el 65% de los líderes son generación X y un 15%, millennials.

Al consultarles a 200 ejecutivos de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, Human Value identificó también ocho prioridades. La primera es la retención y ajuste de modelos de negocio. La segunda es basarse más en datos y análisis en equilibrio con la intuición. La velocidad estratégica e intensa urgencia es la tercera. El foco en eficiencia operacional es la cuarta.

Las otras cuatro son fomentar alianzas estratégicas y redes, implementar tecnología disruptiva, construir a una cultura de resiliencia y foco hacia las inversiones inteligentes.

En la actualidad, los líderes en Bolivia requieren mucha más información para tomar decisiones en un escenario de incertidumbre, según Denise Hurtado, CEO de BPO Center, firma de la cual Human Value es su división de Gestión Humana.

Para Marco Antonio Cortez, presidente del hotel Cortez, la disrupción es el reto más importante debido a los cambios que se están dando en los modelos de negocio, que son completamente distintos y que aparecen de un día a otro.

Momento complicado

El estudio de Human Value también desveló que el 75% de las empresas consultadas pasó por un momento de reestructuración en 2017.
Algunas de ellas han llegado hasta el 35% de costos menores.

“El año pasado, el clima organizacional estuvo en 74,4%. La variable más baja es la comunicación. Sigue siendo la dimensión más afectada en Bolivia, con el 72%”, explicó Hurtado.

Existen algunos puntos que los líderes deben resolver en esta gestión y justamente están relacionados con el área de la comunicación.