ENTREVISTA

Jorge Arias Lazcano: “La pretensión salarial desmedida puede comprometer a las pymes”


Balance. Dice que Cainco impulsa la segunda transformación económica de Santa Cruz,  un pacto por la innovación y la creación de un laboratorio de innovación social y creatividad

Hace dos semanas fue elegido presidente del directorio de la Cainco. Además es vicepresidente de Fexpocruz e integra el directorio de la Sociedad Agroindustrial Nutrioil S.A.
Escuchar el artículo Pausar Lectura

03/04/2018

Cuando habla de Santa Cruz la pasión lo invade de optimismo.  Manifiesta que en el plan de de-sarrollo económico propuesto por la Cainco prevé un 7% de crecimiento del PIB hasta mediados de 2019 y que se sostienen en los proyectos de etanol y acceso a biotecnología. Asimismo, revela que a escala gubernamental, empresarial e incluso académica se comprendió la necesidad de caminar juntos por el desarrollo del país. 
¿Cuáles son los desafíos que pretende alcanzar en su nueva gestión al mando de la Cainco? 

Necesitamos desesperadamente enfrentar los desafíos de la segunda transformación económica de Santa Cruz incorporando conceptos de talento, creatividad, transformación digital, complejidad económica, economía colaborativa y circular. Esto es innovación.

En el Memorándum del Siglo XXI de Santa Cruz incluimos tres pilares: diversificación productiva de la economía regional, la digitalización para la producción y la educación transformadora. En la segunda transformación económica necesitamos conectar a los actores con el ecosistema de innovación público, privado y académico para lograr un impulso entre todos. Las ciudades que no se conectan están aisladas y pierden oportunidades de poder ser gestoras de esas transformaciones tan necesarias en el mundo actual.

Vamos a convocar a los actores a un pacto por la innovación y crear un laboratorio de innovación social y creatividad en la Agencia Santa Cruz Innova enmarcado en principios de colaboración, revolución del talento y participación. Estamos elaborando un programa al que lo hemos llamado Socios por la Innovación y queremos que todas las empresas privadas y actores públicos y académicos se sumen porque Santa Cruz tiene potenciales inmensos para crecer y desarrollarse. Si nos descuidamos podemos tener una ciudad desordenada, caótica y eso no queremos los habitantes cruceños. 

¿Cuáles son los avances conseguidos en este proyecto? 
Se lo planteamos de forma concreta al presidente Evo Morales. No podemos estar peleando si la economía creció un 3,4 y 3,8%. Necesitamos crecer un  mínimo del 7%. Ese es el crecimiento del PIB que precisamos para asimilar el contingente nuevo de trabajo y tener las condiciones más propicias para el bienestar de los trabajadores. Le planteamos acciones concretas y la estamos logrando.

Una de ellas es el etanol. Este proyecto representa una inversión de $us 1.600 millones en la parte agroindustrial y va significar un 1,5% en el incremento del PIB. A partir de este emprendimiento se proyecta  un desarrollo económico extraordinario para Santa Cruz y el país. Planteamos la biotecnología y se está trabajando con el Gobierno en eso. En países vecinos hay eventos y variedades biotecnológicas probadas que son las que necesitamos incorporar en nuestra agricultura.

Nosotros tenemos que traer semillas que solucionen el estrés hídrico, abundancia de lluvia e insectos. Si logramos con esos eventos incrementar la producción de 2,2 a 2,8 millones de toneladas, en valor, significa $us 300 millones y vamos a incrementar un punto y algo más de porcentaje al PIB. Con el etanol y la biotecnología vamos a sumar un 3% al PIB. Además, hemos planteado al Gobierno desarrollar el sistema portuario de la hidrovía Paraguay-Paraná. Esto va traer posibilidades increíbles de movimiento de comercio de ida y de vuelta y abaratará los costos logísticos. El plan de desarrollo económico en un 7% que Cainco propone se sostiene en estos proyectos. 

¿Qué otras variables deben ajustarse para impulsar la propuesta del sector empresarial? 
El asunto de la informalidad. La informalidad en este país significa el 70% de la actividad económica. Eso no puede ser porque no beneficia al país ni a la sociedad civil. Favorece a unos cuantos que tergiversan datos y generan competencia desleal a quienes pagan impuestos y tienen responsabilidades con los trabajadores. No pretendemos que esto cambie de la noche a la mañana, pero queremos empezar con normas que regulen poco a poco esta actividad ilegal. 

Usted deja entrever que hay voluntad política y acercamiento real con el Gobierno, pero hay sectores que refutan la falta de libertad plena para exportar, sobrerregulación, presión fiscal y laboral,  entre otros temas ¿cuál es la situación? 

Estos no son categóricos. Son temas dinámicos que los hemos tenido en el pasado, lo tenemos ahora y lo vamos a seguir teniendo y hay que representarlo permanentemente. Se ha avanzado harto. Hace poco tiempo se tenía un PIB de $us 33.000 millones y en este momento el PIB de Bolivia alcanza los $us 41.000 millones.

El país está caminando y puede caminar mucho más. Aún no se implementaron los proyectos antes mencionados y la economía se está moviendo. Desde Cainco hemos identificado potencialidades para invertir en la generación de productos y servicios con valor agregado en el sector químico, madera, maquinaria de electricidad,  plásticos, peletería, textiles, metálicos que son los más representativos.

Hay áreas de negocios sin explotar, las que están siendo explotadas tienen una potencialidad mucho mayor y tenemos un sistema financiero sólido que permite capitalizar actividades. Es cuestión de regular ciertos temas como la informalidad y la burocracia. A escala gubernamental, empresarial e incluso académica se ha comprendido la necesidad que tenemos de caminar juntos por el desarrollo productivo de la región y del país. 

Ustedes hablan de integración portuaria para mejorar la logística de exportación, ¿qué pasa con Puerto Busch? 

Necesitamos impulsar de forma inmediata corredores de exportación. El más expedito es la hidrovía Paraguay-Paraná. Hemos mostrado al Gobierno que ese sistema portuario boliviano se puede mejorar la logística de exportación. El Gobierno, a través del Ministerio de Defensa, posibilitará el ordenamiento, reglamentaciones, decretos y leyes para encaminar este proyeto. El Gobierno compra mucha carga del exterior y el 100% lo trae por Arica. Ahora está interesado en traer por la hidrovía Paraguay-Paraná porque existen posibilidades y puerto. Mientras nuestros países vecinos se han desarrollado con un mundo y visión diferente nosotros seguimos atrasado. No podemos seguir anclado.

Los trabajadores anuncian que pedirán más del 7% de ajuste ¿Cuál es la lectura que tiene al respecto?

Estas negociaciones desde su inicio debieran ser entre trabajadores, el Gobierno y la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia.

El concepto del incremento salarial es devolverle al trabajador el poder adquisitivo que se pierde por la inflación. La inflación fue del 2,7% en la gestión 2017. Las exigencias laborales tienen que hacerse con prudencia porque es uno de los temas que quita posibilidad a Bolivia. Pagamos 17 sueldos al año, eso significa una sobrecarga de sueldos arriba del 40%. Las pretensiones desmedidas comprometen los esfuerzos que hicimos por desarrollar las pymes que son las que refugian el 70% de la masa salarial con ocupación digna.  



 




En esta nota