ENTREVISTA

John Prado: “Bolivia tendrá un hub de servicios con tecnología para servir a Sudamérica”


El máximo ejecutivo de Siemens Bolivia reveló que en Santa Cruz gestan un centro de servicios y entrenamiento para la región. Dijo que la firma estaría lista para contribuir en la exportación de electricidad


Nació en 1968. Se graduó como ingeniero eléctrico en la Universidad de California (EEUU), especializado en generación eléctrica y nuclear. Hace 21 años llegó a las filas de Westinghouse Electric Corporation, empresa que después fue adquirida por la multinacional Siemens, donde actualmente funge como CEO para Bolivia.
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

Hace 6 días

Con una visión global y 21 años de experiencia en el sector de energías, John Prado (50), CEO de Siemens Bolivia, es uno de los articuladores y convencidos en la aspiración de Bolivia de convertirse en el corazón energético de Sudamérica. Desde su base, en Santa Cruz, el ejecutivo dio detalles de los planes de la empresa para el país y la región.

—¿Cómo un titán de la industria mundial enfoca su operación en Bolivia? ¿Qué perspectivas tienen en este tiempo de trabajo?

Estamos en Bolivia desde hace más de 30 años a través de representantes, pero desde 2007 se conforma Siemens Bolivia; creciendo con diferentes proyectos enfocados en la industria energética. Actualmente trabajamos en proyectos del sector público, a través de la empresa ENDE Andina, pero también hay otras áreas en las que participamos -minería, industria, oil & gas y equipos médicos-. El propósito de establecer una empresa aquí también es para proveer servicios a la región.

— En el último año, ¿cuál fue el desempeño de la empresa?

Crecimos bastante el último año, ya que nos encontramos participando del proyecto de ciclos combinados en tres plantas termoeléctricas -Warnes, Entre Ríos y Yacuiba- y fueron retos importantes; importamos equipos para que esas plantas sean más eficientes y puedan incrementar la matriz energética de Bolivia en el futuro, pese a las limitantes logísticas respondimos a las necesidades del país y garantizamos lo que tal vez otras empresas no podrían. En 2018, Bolivia fue el segundo país con mayor actividad de la región.

—¿Esto qué significa en términos de crecimiento? ¿Se proyectan inversiones?

En estos proyectos generamos un crecimiento importante y un desarrollo no solo para Siemens Bolivia, sino para Siemens como compañía global. Cuando hay estos proyectos significativos, hay crecimiento; en otros tiempos nos enfocamos en proyectos más pequeños, así como en servicios, mantenimientos y ajustes. Actualmente nos encontramos en la construcción de un Centro de Servicios y Mantenimiento que se inaugurará en octubre de este año. La inversión es de aproximadamente $us 21 millones.

—¿Hacia dónde apunta este centro de servicios?

Para Siemens, Bolivia es un país importante y con este centro que está ubicado en Warnes (Santa Cruz) apoyaremos además de la flota de equipos instalados en el país, a diferentes países que tienen tecnología similar a la que estamos instalando en Bolivia. Entonces, con nuestro know-how y capacidad nuestro objetivo es construir un hub de servicios con tecnología para prestar servicios a Sudamérica y de cierta manera que algunos proyectos y plantas puedan depender de nosotros. Tenemos turbinas similares a la nuestra en Argentina, Perú, Colombia y Venezuela.

—Según el Gobierno, en el corto plazo se exportará electricidad a Argentina y se proyecta convertir al país en el nodo energético de la región, ¿cómo ve el trazo de esta ruta?

De parte de Bolivia se hace todo lo posible y son pasos positivos, pero siempre se necesitan dos partes, es decir, un partner que esté de acuerdo y haga lo propio en su país para recibir esa energía. Se necesitan concretar acuerdos, ese es el reto más grande, ya que cada país tiene sus propios retos y sus prioridades. En Bolivia todo tiene que estar listo.

—¿Ustedes estarían listos para participar de estas iniciativas?

Desde luego. Y en ambos lados. Siemens es una empresa global y tiene presencia en Argentina, Brasil y la región. Contribuimos porque conocemos las condiciones y necesidades de cada país.

—¿De qué manera está abordando Siemens el tema de eficiencia energética en el país? ¿Qué servicios son novedad?

Puede verse de dos maneras. La primera es que el equipo que se vaya a introducir sea eficiente con el uso de gas y la segunda implementar tecnologías para que los procesos sean más eficientes y coordinados, en ese campo entra la digitalización. Queremos traer lo más avanzado, no solo para la generación y transmisión de energía, sino también en automatización para la industria, proyectos de movilidad y la minería. Habrá mucho crecimiento en el país y Siemens buscará participar en esos proyectos.

—¿Hay interés por participar en otros sectores?

Hay un enfoque por buscar cómo introducirnos en el sector oil & gas y ver cómo contribuir con la tecnología y experiencia de Siemens en esta área. Será provechoso para generar más producción de gas para el sector energético, por citar un ejemplo.

—¿Han detectado alguna restricción para el impulso de sus negocios en Bolivia?

La limitante más grande hasta ahora es la logística, fue difícil trasladar equipos de grandes dimensiones desde los puertos de países vecinos. Recibimos ayuda, aunque no siempre es fácil. Creemos que el tren bioceánico puede ser una buena alternativa para superar estos problemas.

—Siemens conoce de líneas de trenes, ¿hay interés en el tren bioceánico?

Dentro de sus unidades de negocios, Siemens tiene la división de movilidad, donde tenemos tecnología para participar en este tipo de proyectos en materia de electrificación y servicios principalmente, pero no como un integrador de gran dimensión.



 




En esta nota