DINERO

Inseguridad jurídica, tributaria y laboral frenan inversión extranjera


Ven poco probable que inversionistas arriesguen en Bolivia. Desde hace cinco años, no se reglamenta la Ley de Inversiones. Evo Morales afirma que la seguridad la da la CPE


Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

30/04/2019

En los últimos días, el sector empresarial, ha constatado que Bolivia tiene visibilidad en el contexto internacional. Pero cuando se trata de querer aprovechar esa presencia para atraer inversiones extranjeras, empiezan las dudas. Ya, otras experiencias le han mostrado que la inseguridad jurídica, los golpes tributarios y las regulaciones laborales, no van a volver atractivo al país a los ojos de los inversionistas.

“Es muy bueno que Bolivia gravite en el exterior. Hay compromisos de visitas para canalizar futuras inversiones. Pero si queremos ser un buen destino de inversiones, ya lo hemos comentado con el Gobierno, necesitamos ser atractivos. Hay que revisar todas las políticas, ver ventajas comparativas con otros países efectivos y ver qué ventajas podemos ofrecer. Todo eso cuenta a la hora de definir una inversión”, sostuvo el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Luis Fernando Barbery.

Inversiones e incentivos



El expresidente de la CEPB, Daniel Sánchez, recordó que cuando estaba en el cargo ejecutivo, no se logró avanzar en la reglamentación de la Ley de Promoción de Inversiones, promulgada hace cinco años. El propósito de la norma era establecer el marco jurídico para la promoción de las inversiones en el Estado, para contribuir al crecimiento y desarrollo económico. “No esperamos que se reglamente en estos momentos, sino que se tomen medidas de corte laboral, tributario, creación de empresas en menos tiempo, pasos pequeños. Se podría ir avanzando”.

Por su lado, el líder de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Ibo Blazicevic reconoció que comparando Bolivia con los incentivos que dan otras naciones vecinas para atraer la inversión, “en el país, tenemos unos niveles bajísimos y queremos hacer algunas propuestas a la ministra de Planificación, Mariana Prado”.

El titular de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Marco Antonio Salinas, lamentó la falta de voluntad y también de comprensión para atraer inversiones, de parte del Gobierno, el motivo del retraso de la reglamentación de la Ley de Inversiones. Además, sostuvo que las regulaciones laborales, la alta centralización de la política tributaria y las normativas “son también un problema para atacar”.

Entre tanto, el dirigente de la Cámara de Industria, Comercio, Serviciosy Turismo de Santa Cruz (Cainco), Fernando Hurtado, señaló que hay una Ley de Inversiones que “para potenciarla y que genere un mayor impacto en nuestra economía, es preciso generar incentivos más concretos por sectores con algunas exenciones tributarias, facilidades en los procesos aduaneros y adecuación de la normativa laboral, para brindar las condiciones de competitividad”.



Está en la Constitución

No obstante, el presidente del Estado, Evo Morales, aclaró que la propia Constitución alienta a las inversiones tanto estatales, como privadas.

“(En el exterior) preguntan por el tema de seguridad jurídica. Yo expliqué que nuestra Carta Magna garantiza inversiones del Estado, privados y sectores asociativos como cooperativas, empresas comunitarias, pequeñas, medianas y grandes. Después que hemos nacionalizado, siguen trabajando Repsol, Total, tantas empresas, inglesas y sudamericanas”, dijo la autoridad.

Sobre la Constitución, el analista Germán Molina, señaló que tiene artículos relativos a la explotación de recursos naturales no renovables (hidrocarburos, minería, litio). “Pero también, dice que es de explotación exclusiva del Estado boliviano ¿Qué inversionista va a venir a arriesgar sus recursos de esa manera? “El sistema de justicia también ha empeorado. El tema laboral es otro escollo”, finalizó.



 




En esta nota