DINERO

Incursión de carne porcina paraguaya genera recelos


Desafío. Upisa es la única industria paraguaya del sector habilitada para exportar. Lo hace a Rusia. En Santa Cruz, los productores ven desventajas y duro golpe al sector porcicultor

Complejo. El frigorífico Upisa tiene una capacidad de faena de 20.000 animales por mes. Exporta su producción a Rusia
Escuchar el artículo Pausar Lectura

29/05/2018

El Frigorífico Upisa de la Unión de Productores de Itapúa SA de Paraguay ve nicho de negocio fértil en Bolivia y explora el intercambio comercial de su oferta cárnica porcina al mercado nacional. Porcinocultores de Santa Cruz visibilizan una dura competencia y un golpe al sector industrial nacional.   

Desde el país guaraní, en exclusiva para el suplemento Dinero, el director del Frigorífico Upisa, César Ros, indicó que Bolivia es un mercado natural para expandirse desde su país y, por ello, han activado el registro de marca y los procesos de habilitación en el servicio oficial de sanidad de Bolivia. 

Dejó entrever que el proceso documentado está prácticamente concluido y que solo esperan culminar en 30 días las obras de ampliación en su planta industrial ubicada en Fram –municipio situado en Itapúa– para agendar y solicitar la inspección in situ y así cumplir con este último requisito que habilitará a Upisa  para ingresar sus productos a Bolivia. “En un lapso no mayor de 60 a 90 días estaríamos en condiciones de iniciar operaciones de exportación al mercado de Bolivia”, indicó Ros.

Upisa llegará a la mesa de los bolivianos con la misma propuesta que incluye en su portafolio vigente en el país guaraní. Carne en sus diferentes presentaciones –natural, condimentada y ‘porcionada’ para uso cotidiano–, además con fiambres y embutidos. 

El frigorífico Upisa exporta productos procesados de cerdo a Rusia y ahora mira a los países de la región para diversificar sus mercados de exportación. Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia y Uruguay asoman en la lista de expansión del frigorífico guaraní. 

Ros dio cuenta de que mirando a la internacionalización de Upisa, desde hace dos años, encaran obras de ampliación para aumentar el área de corrales y la capacidad de faena y de frío en sus instalaciones. La inversión en estos ítems comprende $us 8 millones.

Con las ampliaciones, Upisa pasará de procesar 900 a 1.600 animales. Faenan 2.000 cerdos/mes. 

Inquietud sectorial  

Para el titular de la Asociación Departamental de Porcicultores de Santa Cruz (Adepor), Javier Urenda, la incursión de un nuevo jugador al mercado, en este caso del exterior, preocupa por las desventajas que pueda causar en el ámbito comercial. En todo caso, dijo que si la industria paraguaya logra cumplir con los requisitos sanitarios exigidos por el país tendrán que ajustarse y competir. 

Hizo notar que si el Gobierno autoriza el ingreso de la producción de Upisa debe también pedir reciprocidad comercial con Paraguay y orientar
políticas públicas que ayuden a los productores de cerdo del país a exportar los excedentes producidos. Aclaró que en el ámbito de sanidad animal Bolivia registra avances. “La economía sectorial está deprimida debido a la caída del precio de la carne porcina en el mercado cruceño”.   
Desde Sofía, el gerente general, Mario Ignacio Anglarill Serrate, cree que el ingreso de una industria foránea al mercado cruceño y del país representa un duro golpe al sector a escala nacional. Cree que el mercado está saturado con la producción local y que el contrabando de fiambres y embutidos brasileños está asfixiando a las granjas e industrias porcicultoras. 



 




En esta nota