DINERO

Huawei crece 20,6% con las inversiones de empleados


Patrimonio. La estrategia comercial de la firma china se basa en asociar el capital humano con los avances tecnológicos

Novedad. El CEO de Huawei CBG, Richard Yu, presentó la semana pasada los nuevos sistemas de inteligencia artifical

24/10/2017

En los últimos 10 años, la multinacional Huawei invirtió $us 45.000 millones en investigación y desarrollo, incursionando en 2009 en la fabricación de equipos inteligentes para el consumo. Según el director de Relaciones Públicas de Consumer Business Group (CBG) para Latinoamérica, David Moheno, estas inversiones salen de los fondos de los 180.000 trabajadores, quienes están afiliados a una cooperativa de la compañía, por lo que todo empleado es poseedor de acciones. Debido a esto, Huawei no cotiza en la Bolsa de Valores.

Bajo estos números, en el primer trimestre de 2017, reportó un 9,8% de la participación global del mercado de smartphones, de acuerdo con cifras de los IDC (Ingresos Globales del Sector) alcanzando envíos de smartphones de 73 millones de unidades, con un crecimiento estimado del 20,6% a escala mundial. 

La compañía china, que comenzó hace 30 años como una empresa que fabricaba conmutadores básicos, hoy se divide en tres unidades de negocios: Carrier, la cual es la división de telecomunicaciones; Enterprise. que se encarga de soluciones de cómputo en la nube, servidores y servicios de gestión para empresas; Consumer Business Group (CBG), que se encarga de crear smartphones, tabletas, wearables y dispositivos de banda ancha móvil.

Este gigante tecnológico tiene 15 centros de investigación y desa-rrollo alrededor del mundo, sobresaliendo el Max Berek Innovation Lab, vigente desde 2016 en Wetzlar (Alemania), espacio que comparte con Leica, partner de cámaras de Huawei. En este centro, además de incorporarse la doble cámara trasera de los smartphones, se investigan otras tecnologías que tienen que ver con la óptica y el tema visual de la realidad aumentada y la realidad virtual.

Otros centros tecnológicos de envergadura se hallan en EEUU, donde se ve la integración entre chipset y sistema operativo de la mano de Google; en Japón se crean los estándares de control de calidad; en Rusia y la India se desa-rrollan algoritmos, en París y Londres, en los centros de estética y diseño, se crea la forma de los dispositivos y se seleccionan los colores y texturas de acuerdo a las tendencias de moda actuales. La mitad de los empleados trabaja en estos centros.

Si bien la división de consumo comenzó hace poco más de siete años en el mundo, para 2014 ya había convertido a Huawei en el tercer fabricante de smartphones a escala global.

Cartera de servicios

Inteligencia Artificial (IA) es el nuevo concepto que la firma china Huawei introduce en su nuevo portafolio de smartphones. A diferencia de los dispositivos tradicionales, que integran asistentes inteligentes que conectan con servidores en la nube, la IA integrada a la serie Mate 10 del gigante tecnológico destapa nuevos campos de comunicación, productividad y trabajo creativo sin necesidad de una conexión a internet. A esto se suma el sistema Android Oreo 8.0.

El procesador que da esta apertura recibe el nombre de Kirin 970.  “Estamos inaugurando la era en la que la IA no será más un concepto virtual, sino algo que se entrelazará con nuestra vida diaria. La IA puede mejorar la experiencia del usuario, brindando servicios valiosos a la par de mejorar el de-sempeño del producto”, señala Richard Yu, CEO de Huawei CBG.

La semana pasada, Huawei invitó a un grupo de periodistas bolivianos a Múnich para presenciar el lanzamiento del Mate 10. Bolivia debe esperar hasta 2018 para la llegada de esta tecnología. Desde su entrada al país, hace 10 años, Huawei no solo comercializa celulares para el consumidor individual a través de sus distribuidores, sino también ofrece servicios de telecomunicaciones a empresas como Viva, Entel, Tigo, Cotas, Coteor y Comteco.  Con las dos primeras telefónicas trabaja la tecnología LTE. 

El gerente de marketing de la multinacional china en el país, Daniel Ybarnegaray, señala que Bolivia no es indiferente para la coyuntura regional de Huawei y que los planes se enfocan en tener un acercamiento con el público. Según estudios de la compañía, el 70% de los usuarios bolivianos considera la marca en el momento de adquirir un nuevo teléfono.

“Promovemos el acceso a la sociedad de la información, a través de redes, dispositivos y la nube, por ello también ofrecemos dispositivos de gama media a los bolivianos”, señala el ejecutivo, al subrayar la inclusión de nuevos servicios como homologaciones locales, servicio técnico a domicilio, reemplazo de pantalla por accidente y mayor presencia en el mercado.

Cifra

180.000

Son los empleos que genera Huawei. Los ahorros de sus trabajadores son utilizados en el desarrollo de nuevas tecnologías, convirtiéndolos en socios de la empresa y beneficiándolos con los excedentes que generan estas investigaciones.

Datos

Investigación y desarrollo
Huawei invierte el 15% de sus ventas en iniciativas que sumen y respalden a sus productos y servicios, a 2016  fueron $us 11.000 millones.

Ranking global
Según Fortune, Huawei se halla entre las 100 empresas más importantes del mundo. Del puesto 351 en 2012 escaló hasta ubicarse en el 83 en 2017.

Innovación. Los dispositivos son puestos a prueba en centros de investigación


En esta nota