ESTUDIO

Estudio refleja que las familias jóvenes activan demanda inmobiliaria


El crédito de vivienda social, un aliciente para repuntar los negocios de Urbanor; la firma busca responder esta demanda

Proyecto. Según el estudio, la zona norte de la capital cruceña seduce y atrae como polo de desarrollo inmobiliario

09/01/2018

“En Santa Cruz de la Sierra hay 30.000 familias jóvenes entre 30 y 40 años y el 38% pretende comprar una vivienda en los próximos dos años y el 46% busca que sea en un condominio cerrado. Ellos son los que actualmente están generando el dinamismo del sector inmobiliario”, según el director ejecutivo de la firma de desarrollo inmobiliario  Urbanor, Juan Pablo Saavedra.

Esta afirmación que se sustenta en un estudio realizado por esta entidad y con datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) también exterioriza que la capital cruceña creció en el último año 2,4%, lo que significa 46.000 nuevos habitantes con un promedio de 3,9% personas por familia. Esto exige cerca de 12.000 viviendas anuales para responder a la demanda del crecimiento poblacional.

“Los jóvenes ya no esperan tener hijos para independizarse y tener vivienda propia y las condiciones están dadas para la compra porque perciben un salario y califican para los créditos de vivienda social. Las familias jóvenes generan oportunidades para el sector de la construcción”, puntualiza Saavedra.

La presidenta de la Cámara Inmobiliaria de Santa Cruz (Cicruz), Claudia Rodríguez, reitera que son las parejas jóvenes las que están dando un dinamismo al sector inmobiliario que se halla desarrollando condominios y edificios con monoambientes y departamentos de uno y dos dormitorios. “Los precios son accesibles y los créditos de vivienda social están siendo aprovechados por las familias jóvenes”, resalta.

A esto se suma el gerente general de la Cámara de la Construcción (Cadecocruz), Javier Arze, que ve como positiva las propuestas
inmobiliarias. “La ley de servicios financieros manifiesta que la primera vivienda tiene una tasa fija y regulada del 6% y no requiere una cuota inicial, esto es un aliciente para la población joven, ellos necesitan vivienda e infraestructura y ahí hay oportunidades para el sector”, asevera. 

Para el especialista en bienes raíces y gerente de la inmobiliaria Buena Raíz, Nicolás Urioste, este nicho de mercado es un respiro para el sector inmobiliario y sugiere que las empresas constructoras apunten a este tipo de proyectos. 
Atribuye el impulso de la demanda inmobiliaria a que el público femenino toma protagonismo para el ingreso de las familias y así contribuir al pago de estas viviendas que tienen un valor entre los $us 50.000 y 100.000. 

Proyecto en zona norte

Asaí Norte, proyecto inmobiliario que germina en Urbanor, responde a la demanda de este sector de la población con 250 terrenos de los cuales 150 tienen viviendas construidas con un valor de $us 53.000. El financiamiento incluye un plazo de 30 años con una cuota mensual de $us 295. En menos de tres meses ya se comercializó el 50% del proyecto, según Saavedra.

Asimismo, el ejecutivo subraya que los jóvenes buscan un espacio donde la entrega de su vivienda sea inmediata. La empresa ya cerró proyectos similares para más de 185 familias en la ‘ciudad de los anillos’.



 




En esta nota