ECONOMÍA

Buen momento para invertir en el agro; los precios se recuperan


Impacto. Un factor que puede influir en una mayor demanda es el alza del petróleo. El panorama para 2018 y 2019 es prometedor, según la CAO. Solo el azúcar ha decaído

Futuro. Para la campaña 2018/2019, se proyecta una producción mundial de soya de 354,54 millones de toneladas
Escuchar el artículo Pausar Lectura

22/05/2018

Hay buenas perspectivas para los productos agrícolas de exportación. Los precios registran una tendencia alcista. Así, la soya pasó de $us 344,03 la tonelada a $us 367,35 y el trigo se elevó de $us 156,99 a 181,61 la tonelada en el último año de acuerdo con los datos de las bolsas de comercio de Chicago y Rosario. 

En tanto que el maíz se cotiza en $u 157,18 cuando en 2017 estaba en $us 137,30 por tonelada. Solo el azúcar se depreció al descender de 15,06  a 11,61 centavos de dólar por libra.

Los productores prefieren la cautela a la hora de analizar el momento. Más que un alza, los precios internacionales de las materias primas agrícolas registran una recuperación moderada, explicó Edilberto Osinaga, gerente general de la Cámara Agropecuaria del Oriente.  
“Esto puede ayudar, dar ‘oxígeno’ a los agricultores luego de un largo tiempo de registrar precios y rendimientos bajos. El panorama para fines de 2018 y principios de 2019 es prometedor”, expresó Osinaga.

Otro factor que puede influir en la demanda de los productos alimenticios es la recuperación del precio del barril de petróleo, que llegó a $us 80. Esto ocasiona que los países exportadores de crudo incrementen su demanda, lo que también repercute en los precios.

En cuanto a la producción local, se sembraron 960.000 hectáreas de soya, que producirán cerca de dos millones de toneladas. El anterior verano se cosecharon 1,84 millones de toneladas del grano.

Maíz y azúcar

Los productores de maíz están preocupados por el precio internacional del cereal, cuya tendencia es mantenerse bajo. Esta situación se origina porque en EEUU, que es el mayor productor de maíz, el cultivo es subvencionado, de acuerdo con algunos agricultores. 

Otra situación que preocupa al sector productor de maíz es la coyuntura que vive actualmente Argentina, con la depreciación de su moneda. 

Esto ha hecho que el país vecino gane competitividad para exportar, lo que ocasionaría una ‘invasión’ de productos argentinos al país  (entre ellos el cereal), señalaron los productores.   

En la actualidad, el quintal de  maíz cuesta Bs 43. En la misma época de 2017, tenía un precio de entre Bs 15 y 20 mayor, manifestó Freddy García, presidente de la Asociación Nacional de Productores de Maíz, Sorgo, Frejol y Cultivos Alternativos.   

En cuanto al azúcar, el bajo precio en el mercado mundial del endulzante hace que también disminuya el precio referencial (un poco más alto) de los mercados (Chile, Colombia y Perú) de la sacarosa nacional, según Marcelo Fraija, gerente general  del ingenio Unagro.

Este año, la empresa estima superar los 3,7 millones de quintales de azúcar que produjo en 2017. También destinará algo de su caña al destilado del alcohol anhidro para el etanol.

Referencias para negociar

Los precios internacionales de materias primas reportados en las diferentes bolsas, son de carácter referencial para una negociación, los cuales están dados por condiciones del mercado, según María Esther Peña, gerenta técnica del IBCE.

Para el productor boliviano es importante tener expectativas positivas en cuanto al precio con el que podría vender su producción, ya que eso lo motiva a invertir y producir más teniendo esto un efecto multiplicador en la economía del país.

La producción agrícola fortalecida estimula otros sectores, como el de servicios, energías, transporte, financieros, insumos agrícolas y sobre todo genera importantes fuentes de empleo, y qué mejor hacerlo si se fortalece su competitividad de producción con acceso a la biotecnología, dijo Peña.

Así, el viento está a favor de las exportaciones del agro. Solo falta el financiamiento agrícola y el cuidado para que los productores pequeños y medianos sean parte de esta nueva etapa.



 




En esta nota