DINERO

Daniel Alejandro Sologuren: “Con el comercio electrónico vivimos una revolución”


Es el máximo ejecutivo de DHL en Bolivia. Lleva trabajando en la compañía de paquetería desde hace 15 años. Este 2017 la empresa cumple 35 años operando en el país


07/03/2017

Daniel Alejandro Sologuren (38) prácticamente ha desarrollado toda su vida laboral en DHL. Lleva 15 años en la firma de paquetería, la cual este 2017 cumple 35 años en el mercado nacional. Ha desempeñado funciones en México y en Brasil. Desde 2015 es el gerente general de la compañía en Bolivia.  

—¿Cómo ha evolucionado el mercado del courrier en los 35 años que DHL está en Bolivia?
La industria del courrier se ha reinventado. DHL y la mayoría de las empresas comenzaron en el negocio transportando documentación original e importante, pero debido a los sistemas electrónicos esto tiende a desaparecer. Cada vez se mandan menos papeles originales, ya que se pueden escanear e inclusive ya hay software que permite firmar.

Hemos ido experimentando cambios, satisfaciendo las necesidades de los clientes, como la exportación de muestras o paquetería. La empresa ha tenido que adaptar todos sus procesos a los procesos aduaneros, ya que son más complejos que enviar un documento. También nos hemos adaptado a la importación y otros segmentos. Hoy en día el mundo está viviendo una revolución, con el comercio electrónico. En 2016, en países como Canadá, México y EEUU, hemos tenido crecimientos del 50 y 60% en nuestro volumen, netamente por el e-commerce. 

—¿Cuál es la ciudad boliviana que registra mayor movimiento de paquetería?
En los últimos 10 años, gracias a las importaciones, Santa Cruz ha ganado mayor preponderancia y ahora tiene la mayor porción del mercado. La Paz no está muy distante. Por ser sede de Gobierno, gestiona y mueve muchas cosas. Tenemos muchos exportadores de granos y artesanías. Santa Cruz está en primer lugar con un 45%; luego La Paz, con 35%; y Cochabamba, con un 15%. El resto tiene una participación muy pequeña.

—Las importaciones, ¿de dónde provienen más?
Los principales son EEUU, China, Hong Kong y Japón. Luego Alemania, Italia y España. Después le siguen Brasil y Argentina. Los clientes corporativos son los que más importan, traen tecnología, repuestos, 
partes y muestras.

—Y las exportaciones...
El 60 o el 70% de nuestro volumen sale a EEUU. Luego tenemos a Brasil, Perú y Argentina. Los  países limítrofes son los más importantes en exportaciones. 

—Estamos en desaceleración económica, ¿está situación ha afectado a DHL?
Somos un sector muy sensible al impacto económico. Si hay una desaceleración, uno de los principales recortes que hacen las firmas es en el transporte. El segundo semestre de 2016 sentimos una ‘desacelerada’ desde junio. 
En octubre la inercia de las fiestas de fin de año hizo que se genere un movimiento y tuvimos un último trimestre muy bueno. 

—¿Cuáles son sus perspectivas para este año?
Hacemos mucho seguimiento a todas las tendencias económicas, para ello usamos el material de Latin Focus, que predice todas las tendencias económicas de la región. Al parecer, este año va a ser muy similar al 2016, desde el crecimiento del PIB, la inflación y las tasas de desempleo. Creemos que hay algunos desafíos favorables y estamos expectantes de los nuevos lineamientos económicos de EEUU, porque en función a como quiera cubrir las brechas que va a cerrar con la cancelación del TLC, puede generar oportunidades, como también susceptibilidad en el mercado. Hay una expectativa grande de DHL sobre qué es lo que pueda llegar a ocurrir.      

—¿Mejoras en el servicio?
Sí, a escala mundial DHL cada año hace inversiones muy grandes. El año pasado invirtió más de $us 400 millones. Constantemente estamos renovando nuestros hubs de distribución, tenemos tres grandes en Hong Kong, Leipzig y Cincinnati. 

—Y en Bolivia ¿habrá inversiones?
Invertimos en tecnología. Este año renovaremos todos los escáneres de ruta, unos equipos en los que el cliente firma la recepción de su paquete. 
También invertiremos en la renovación de nuestra flota. Serán cerca de $us 150.000.

—¿Qué opina de la situación que vive la Empresa de Correos de Bolivia (Ecobol)?
Tuvimos la noticia de que el Correo iba a relanzarse. Hay bastante expectativa porque hasta el momento el correo siempre ha estado subvencionado, con muchos problemas y cargas sociales. Si se quiere relanzar Ecobol, se tendría que invertir en mucha tecnología y ‘know how’ 

Fotografía: Hernán Virgo



En esta nota



e-planning ad