DINERO

Bolivia pone los ojos en Asia e impulsa ventas


En ascenso. En 2016, la venta externa de Bolivia al mercado asiático representó el 24% del total. A junio de 2017, ya significa el 30%.

Gigante. China, con más de 1.300 millones de habitantes, abre oportunidades

05/09/2017

Con cerca de 44 millones de km² de extensión y más de 4.200 millones de habitantes, Asia, el continente más extenso y poblado del planeta, se muestra hoy más atractivo para las expectativas de comercio exterior de Bolivia. 

En 2016 se registraron exportaciones bolivianas por $us 1.726 millones al continente asiático, lo que representó el 24% del total comercializado por el país en esa gestión. A junio de 2017, la participación en Asia subió al 30%, lo que muestra la importancia que va tomando esa economía, según observa el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) basado en datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). 

“El mercado asiático es uno de los que más crece económicamente, principalmente por sus países emergentes como China y la India, por lo que se convierte en un potencial mercado para el país”, enfatiza María Esther Peña Cuéllar, gerenta técnica del IBCE. 

La economía de Asia tomó un fuerte impulso tras una crisis financiera (1997-2003) que lo llevó a producir más y a la vez a demandar más materia prima. A inicios de los 2000, las exportaciones bolivianas al gigante continente no pasaban del 2% con relación al resto del mundo, en 2006 llegaron al 12% y desde entonces su participación aumentó.

Atractivas oportunidades 

Si bien los países asiáticos son grandes demandantes de materias primas, principalmente minerales, también son los mayores consumidores de alimentos tomando en cuenta su población de más de 4.200 millones de habitantes. Esa necesidad es vista como una oportunidad para  productos bolivianos, entre ellos quinua, carne, soya, lácteos, café, palmito, frutas y hortalizas.

“No aprovechar la demanda  insaciable y dinámica de Asia sería perder una de las mejores oportunidades para generar más  ingresos y empleo”, alerta el economista José Alberti. Identifica oportunidades en China, India, Corea del Sur, Singapur, Vietnam, Tailandia, Malasia, Indonesia, Filipinas y Sri Lanka. En su opinión, se debe recurrir a mecanismos comerciales  y de atracción de inversiones inteligentes.  Cree que existen nichos interesantes para productos diferenciados como los ‘superalimentos’ y otros productos con valor agregado.  

El analista Alejandro Banegas señala que las mayores oportunidades para los productos bolivianos se centran en la transformación de sus materias primas que son exportadas en bruto a China. 

Sectores, a la expectativa

El presidente de la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia (Caneb), Wilfredo Rojo, resalta el potencial de los sectores agroalimentario y pecuario del país para atender la demanda de Asía. 

El presidente de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), Marcelo Pantoja, cree que urge concretar la apertura del mercado chino para las exportaciones, principalmente de grano de soya. Destaca el acuerdo que perfila el Gobierno boliviano con  China para la exportación de soya. No obstante considera que se debe dar mejores condiciones al sector productivo para competir en el exterior.

El presidente de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz, José Luis Vaca, resalta el interés de China y Rusia por la carne bovina boliviana y espera que los trámites y acuerdos de exportación den pronto sus frutos. 

Se busca exportar quinua, soya, café  y carne a China
El Gobierno avanza en gestiones para concretar la exportación de cuatro productos bolivianos a China luego de un acuerdo que prevé firmar en 2018. Se trata de quinua, soya, café y carne bovina.

“El equipo técnico ya tiene contacto con los compradores de ese país. Lo que falta es que la Administración General de Supervisión de Calidad, Inspección y Cuarentena de China (Aqsiq) concluya la revisión y evaluación de la documentación remitida. Una vez que se cumplan los requisitos exigidos por esa institución, se otorgarán las autorizaciones para su importación, previa suscripción de los protocolos sanitarios”, explicó el canciller Fernando Huanacuni.

Además de China, Huanacuni destacó los avances logrados en visitas a Astana-Kazajistán, Azerbaiyán y Rusia. En este último caso dijo que ese país manifestó su predisposición de colaborar a Bolivia en temas de comercio,  energía (especialmente renovable), agricultura y otras áreas.

El canciller indicó que se está priorizando la oferta exportable del país e identificando destinos potenciales basados en dos estrategias: la diferenciación (productos de alta calidad como café, quinua, castaña, chía, cacao, singani, vinos de altura y otros) y productos con estrategia de precio y volumen (autopartes, productos oleaginosos, cueros y otras manufacturas). “Los países asiáticos son grandes consumidores, tienen altos niveles de ingreso y buscan productos de alta calidad donde el precio no es una barrera”, dijo.

Países como China, Japón y las naciones del sudoeste asiático son compradores de alimentos de calidad y diferenciados como los orgánicos. 



En esta nota



e-planning ad