TECNOLOGÍA

Abre el primer marketplace boliviano de patrones de ropa


Incursión. Ggocut inició operaciones y apunta a alcanzar 4,5 millones de empresarios del sector de la moda. Sin embargo, observan dificultades para operar a escala país

Iniciativa. Mónica Fuertes arrancó el proyecto en Bolivia junto a sus socios Fernanda Cano y Wálter Méndez
Escuchar el artículo Pausar Lectura

24/07/2018

La aparición de nuevos exponentes de las ventas masivas está obligando a los inversores a adaptarse y buscar nuevos métodos de llegar al consumidor final, casos donde el B2B y las plataformas digitales entran en la ecuación. Fuera de la competencia que alimentan Amazon y otros gigantes del comercio electrónico, existen empresas emergentes que buscan diversificar y evolucionar la oferta de las industrias.

Un ejemplo de ello es Ggocut, un marketplace gestado en Bolivia por la empresaria y diseñadora Mónica Fuertes y que aterriza en la industria de la moda para responder a la demanda de patrones -plantillas utilizadas para fabricar prendas de vestir- del mercado internacional y que formula estas piezas en formato digital.

Según la ejecutiva la empresa apunta a un mercado inicial de 4,5 millones de medianos y pequeños productores en EEUU y Latinoamérica y que alcanzará una madurez global en cinco años con una inversión cercana a los $us 350.000.

Las firmas internacionales Kahuna y Besedo se integrarán a la plataforma para sumar servicios de inteligencia artificial y control de contenido, respectivamente, al igual que la pasarela de pagos de PayPal.

“Ggocut permitirá ahorrar tiempo y dinero en la confección de ropa y accesorios. Los productores podrán comprar patrones a precios accesibles (entre los $us 6 y $us 25) en el tiempo de una descarga de archivos. La moda retornará a los pequeños talleres y a las casas y vivir de esto será más fácil y satisfactorio”, revela Fuertes. Sin embargo, lamenta las dificultades para operar y expandir el negocio en Bolivia.

Falta de regulación

De acuerdo con el diseñador de moda Luis Daniel Ágreda, la digitalización no es ajena en el sector y observa que esta puede ser un impulso para visibilizarlo, por lo que ve necesidad de abrir una ley que contemple los cambios del mercado global.

Por su parte, Juan Carlos Pereira, uno de los fundadores y propietarios de la marca Juan de la Paz, agrega que hace falta un marco político para generar una industria fortalecida para los diseñadores nacionales y tener más espacios para exponer su trabajo.

Perspectivas del comercio electrónico. Datos de Ggocut sostienen que en 2023 el 25% del comercio global se realizará en tiendas online.

Interés por la región. Según los consultados existe una demanda para los diseños latinoamericanos que se ubican en plataformas digitales.



 




En esta nota