Marcas empáticas para el consumidor inteligente




11/07/2017

¿Cuando fue la última vez que tomaste un café con un testigo de Jehová que tocó las puertas de tu casa? 

¿Probablemente no lo hayas hecho nunca verdad?, el motivo: no te interesa lo que tiene para ofrecer.

 

Si ese testigo de Jehová tuviera una fan page o una valla ¿le prestarías atención?
Tampoco, la razón: no te interesa. (Ojo no tengo nada contra los testigos de Jehová, simplemente su forma de “venta” me parece terriblemente ineficiente)

 

Muchas empresas nos visitan y escuchamos frases como estas: “Las ventas de MI empresa están cayendo”, “La competencia ME esta quitando participación de mercado”, “Mis POST no tienen likes”, si fueras un testigo de Jehová estarías diciendo: no me abren la puerta, nadie tiene tiempo para escucharme.

 

Y ahí es donde radica el error de las marcas, ahora ya no podemos pensar como lo hacían los empresarios tradicionales, con una comunicación de adentro hacia afuera. Antes bastaba con crear un producto e invertirle dinero en publicidad para que se venda, los consumidores solíamos ser mas crédulos y caíamos rendidos ante cualquier mensaje publicitario que veíamos en la Tv o en los periódicos, la diferencia es que ahora gracias a la información hemos evolucionado a consumidores inteligentes.

 

 

El 80% de los consumidores actuales, realizamos una o más búsquedas online acerca de un producto de nuestro interés, ya no basta con ver un spot con un par de rubias moviendo las nalgas, ahora los consumidores queremos saber que dicen los demás acerca del producto de mi interés.

 

Esto nos lleva a una conclusión muy simple, si estas pensando en vender algo, ya iniciaste mal, porque ahora no vendemos, ahora sino tenemos algo que alguien verdaderamente necesite y se adecue a sus necesidades, podemos gastar cientos de miles de dólares que irán directamente a la basura, la era de los vendedores callejeros ha pasado a la historia, ahora las marcas deben pensar en lo que el consumidor verdaderamente necesita, deben escuchar sus necesidades, respetar sus comentarios y brindarles la solución que están buscando.

 

Los consumidores inteligentes buscamos marcas "buena onda", que se preocupen de verdad por nuestras necesidades, cada vez tenemos menos tiempo para escuchar charlatanes, acosadores y gritones que anden buscando pescar algún pavo, a los consumidores inteligentes nos estorba la bulla, nos fastidia la mentira, detestamos que no nos escuchen rápido, buscamos marcas que sean como nosotros, que sean como un humano más que siente, que se preocupa por mi bienestar, que se pone triste cuando no puede ayudarme, buscamos marcas que sean empáticas. 

 

 

Ya no se trata de vender y hacer negocio, los consumidores inteligentes simplemente te ignoraremos a vos y a tus anuncios si tu marca no nos soluciona la vida en algún sentido, simplemente no te consumiremos, y esto no tiene nada que ver con ser un millennial o un baby boomer, no se trata de la edad que tenemos. Los consumidores inteligentes no tienen nada contra lo tradicional, simplemente tenemos poco tiempo y muchas ganas de disfrutar de la vida, conocer el mundo, probar nuevos sabores, enamorarnos, ir a conciertos. Los consumidores inteligentes hemos descubierto que no necesitamos mucho para disfrutar de la vida, así que buscamos empresas que entiendan nuestra forma de pensar y ver la vida, más simple y liviana.

 

Esperamos que la próxima visita de un emprensario/emprendedor que recibamos en Twiiti escuchemos: “Mi consumidor me ha dejado de comprar, parece que ya no lo estoy ayudando, parece que ya no me necesita, quiero recuperar su confianza, quiero que a través de mi tecnología y experiencia en mi industria, brindarle lo que necesita".

 

Tener muchos likes y balances financieros con numeritos verdes, ahora no es nada mas que el resultado de una marca que se ha vuelto humana.



En esta nota