Hoy los mercados son de carne, hueso, alma y corazón




30/03/2017

Internet sin duda nos cambió a todos y todos somos parte de las conversaciones, perspectivas, argumentos, etc. Algo que en la época de los medios masivos era absolutamente imposible. La noticia hoy tiene un valor más que antes y se comparte. Es que en esta época simplemente los mercados se transforman en conversaciones. Se vuelven más smart, más inteligentes, más informados y más organizados. Hoy hablamos de la época del empoderamiento, de las causas, de la viralización del contenido, de una etiqueta o hashtag. Simplemente basta mirar comunidades nacidas en Facebook que ayudan y comparten información y todos somos parte.

Nuestro consumidor es otro, reinventado, revalorado. Las personas están aprendiendo a ser mejores consumidores porque han descubierto que pueden obtener mucha información y de calidad al alcance de la mano o más bien dicho de la pantalla. Hoy los consumidores se hacen escuchar. 

Las marca deben reinventarse desde adentro hacia afuera.

Vivimos el fenómeno de la democratización del contenido. Esto obligó a las marcas a cambiar su discurso de la retórica corporativa acerca de añadir valor de consumo general. ¿Misión?, ¿visión? eso quedó en el pasado. 

Te invito a realizar el siguiente ejercicio. Lee la Visión y la Misión de tu empresa en voz alta. Ahora pon en la firma cualquier marca. Si calza, es que la empresa no comunica realmente lo que hace o definitivamente carece de un propósito único y diferenciado. 

Las compañías que hablan bajo un lenguaje aristocrático, rebuscado y en base a objetivos ya no reflejan lo que sucede en los mercados. Es que hoy los mercados son personas, seres humanos y no sectores demográficos ni objetivos a alcanzar.

Definitivamente lo que ocurre en los mercados, también sucede en en el interior de las empresas, el soporte de una marca son los empleados de las compañías. Una construcción metafísica llamada “Compañía” es lo que se tiene que volver a construir para redefinir ese significado.

Ya no hay secretos. El nuevo mercado en la red lo sabe todo. Sabe mucho más que las empresas acerca de sus propios productos y servicios, sin importar si la noticia es buena o mala. El mundo se enterará sin querer queriendo como dijo el Chavo.

Aún existen empresas que creen que los mercados en linea son iguales a los mercados que ven sus comerciales o spots de televisión. Definitivamente, están muy equivocados. Estamos todos conectados con un hilo invisible, ya no somos números, somos personas, con rostro, con influencias. Estamos interconectados y volviéndonos más inteligentes y unidos en temas de conversación, compartiendo sin que nadie nos obligue a hacerlo. Eso es lo que las marcas deben hacer, aprovechar esta conexión. Sumergirse en las conversaciones y tomar una posición.

Ahora analicemos un caso de una marca que está cambiando la forma de comunicarse con sus clientes. 

 

Caso de éxito

Marca: Banco Santander

País: Chile

Año: 2017

Cuando un Banco se humaniza y decide poner al cliente en primer lugar de la cadena, las cosas comienzan a cambiar. Un propósito en la vida.

Banco Santander en Chile se propuso un nuevo camino: crear un mejor lugar para emprender, se dio cuenta que un camino clave para construir un país con más y mayores oportunidades es generando espacios físicos para trabajar. La tendencia del Co-working o trabajo colaborativo genera oportunidades y esas oportunidades se traducen en negocios.

Para eso desarrolló oficinas tipo Work Shop para emprendedores creando las oficinas Work/Café que proporcionan espacios de co-working, en otras palabras, cafetería y banco en un sólo lugar, un lugar, un espacio inspirador que invita a crear negocios, donde los clientes y no clientes tienen a su disposición WiFi gratuito, cafetería, mesas de trabajo y salas de reuniones. 

Es que la Disrupción es un camino fascinante. 



En esta nota



e-planning ad