Publicidad y Marketing

Disrupción Paradigmática


No sabía como llamar a esas oportunidades que llegan en el momento y que por medio de la inteligencia, la creatividad y la planificación, se genera un nuevo camino para romper con lo establecido.


10/05/2017

Desde hoy la llamaré de esta manera: Disrupción Paradigmática. No, no lo busques en Google. Es por el momento una simple idea que estoy manejando para explicar cierto fenómenos basados en oportunidades.

¿Qué significa la Disrupción Paradigmática?

Primero vamos a definir Disruptivo, es un término que procede del inglés “disruptive” y que se utiliza para nombrar a aquello que produce una ruptura brusca. Por lo general el término se utiliza en un sentido simbólico, en referencia a algo que genera un cambio muy importante o determinante (sin importar si dicho cambio tiene un correlato físico).
Sucede que somos privilegiados ya que estamos viviendo una era en la historia donde los cambios son muy rápidos y difíciles de asimilar por el ser humano. Un ejemplo: la imprenta desarrollada por Gutenberg tardó siglo en llegar a la mayoría de las personas. La TV tardó aproximadamente 50 años, internet tardó 25 años aproximadamente. La computadora personal (ordenador personal) fue una tecnología disruptiva que hizo que la máquina de escribir quedara en desuso. Algo similar puede decirse sobre la telefonía móvil respecto a las cabinas de teléfonos públicos. La disrupción está en nuestras vidas pero no nos hemos dado cuenta.

Ahora bien, Paradigma es un término de origen griego, “parádeigma”, que significa modelo, patrón, ejemplo. En un sentido amplio corresponde a algo que va a servir como modelo o ejemplo a seguir en una situación dada. Son las directrices de un grupo que establecen límites y que determinan cómo una persona debe actuar dentro de los límites.

Nos educaron desde niños bajo un patrón estructurado que ha afectado nuestra forma de ser y actuar. No hagas que es malo. No te equivoques. Eso nos generó un montón de incertidumbres, miedos a la hora de crear o intentar ser creativos. Hoy, esta nueva generación de niños explora y descubre por método de la prueba y error. Si queremos cambiar el futuro, debemos comenzar por el presente, por nosotros mismos y hoy estamos sumergidos en una vida Disruptiva que aunque no nos damos cuenta, está transformando nuestras vidas.

¿Por qué quiero compartir con ustedes esta teoría?
Estoy convencido de que podemos cambiar nuestros propios negocios y tener éxito aplicando esta teoría de significados.

Simplemente, hoy en día podemos hacer un cambio en el negocio en la empresa aprovechando oportunidades y utilizando casi los mismos recursos. Sólo basta observar y darse cuenta que existen muchas oportunidades. Un simple ejemplo: Es como si la CRE, Compañía rural de Electrificación de Santa Cruz, decidiera aprovechar su infraestructura y dar un vuelco en el negocio, ¿cómo? el servicio de Li-Fi que es el nuevo internet por medio de la luz.  Esto está pasando ahora, pronto Wi-fi como lo conocemos va a desaparecer. Pero para que esto tenga éxito desde adentro hacia afuera, es necesario romper ciertas barreras culturales, emocionales y de pensamiento. Aquí es donde llega la parte predecible donde muchos por temor, comodidad o miedo dirán: “pero no se puede”, “es mucha inversión”, “no estamos preparados para ese cambio”.”No se puede”.

Respuestas como estas me llevan a una famosa historia de un hombre que tuvo una Disrupción Paradigmática a principios de siglo, un emprendedor que presentó su proyecto a un grupo de inversores. El producto era un vehículo con motor, ensamblado en una carrocería. En la junta, la mayoría lo tildó de loco y dijo: “pero para que eso funciones, vamos a necesitar hacer caminos”. “imposible”, “mejor invirtamos en el ferrocarril que es el futuro”. El hombre de ese sueño se llamaba Henry Ford. 

Tal vez la Disrupción paradigmática sólo ocurre en nuestras cabezas y se transforme en oportunidad. Depende de nosotros. Pero estoy convencido que si ustedes desde hoy utilizan este concepto, pueden lograr crear una verdadera revolución en Bolivia. Las marcas hoy en día deben existir bajo un propósito. Pero antes de eso, es necesario que aprendamos a pensar y darnos cuenta que el entorno y el ciclo de la historia que estamos viviendo es único e irrepetible, es el inicio de una nueva historia. 

Comienza a escribirla desde desde tu negocio, ahora. 

Te invito.

German Baher
 

 

 



En esta nota



e-planning ad