BRÚJULA

Mark Mothersbaugh, la voz de una degeneración


El músico, compositor y artista visual estadounidense habla de su banda, Devo, y de su exposición, Myopia

Mothersbaugh y Devo, íconos de la música y el arte

07/07/2017

1978 fue el año en que los hermanos Mothersbaugh (Mark y Bob) y Casale (Gerald y Bob), junto con Alan Myers lanzaron un disco que era la carta de presentación para una banda que venía tocando cosas que a muy pocos les gustaba desde 1973.

Devo fue el nombre que estos cinco ‘frikis’ de Ohio (Estados Unidos) escogieron para esta banda y el disco se tituló Q: Are we not men? A: We are Devo! (¿No somos hombres? ¡Somos Devo!), y lo produjo Brian Eno, nada más ni nada menos (como dato importante, ese disco empezó a grabarse por recomendación de David Bowie).  Desde entonces el sonido new wave frenético de Devo con la voz paranoica de Mark Mothersbaugh como mensajera de un mundo que sufre una degeneración (De ahí el nombre: Devo como apócope de De-evolution, una de-evolución: término biológico que indica la idea de que las especies están volviendo a su forma primitiva y que fue tomado y explotado por el grupo) fue haciéndose escuchar en todo el mundo.

Para Mark Mothersbaugh -que junto con Gerald “Jerry” Casale son acreditados como los creadores de la banda- Devo nació en un tiempo de conflicto y cambios en la cultura de Estados Unidos. “Además de Jerry y yo hubo un gran número de otras personas que contribuyeron a formular la idea de Art Devo”, señaló vía email a Brújula.

“La ‘De-evolution’ era a la vez una broma y una mirada realista de la vida en el planeta Tierra”, dice Mothersbaugh. “Nos dio un punto de referencia, un enfoque. Nos dio la impresión de que la afirmación ‘el hombre involucionó de un largo linaje de monos comecerebros’ desprecia simultáneamente a la religión y a la ciencia, y cuestiona la figura del hombre como centro del universo”, señala.

Acerca de este último punto, el músico afirma que cuando alguien se permite dudar de los humanos como los ‘reyes del planeta’ puede empezar a ver la actividad humana de otra manera.

“Como artista, yo continúo empleando el concepto de ‘de-evolution’ en mi creatividad, me otorga una brújula para graficar mi jornada”, reflexiona, pero aclara que "en ningún caso estábamos defendiendo esa (idea de la) involución, éramos más bien reporteros artísticos que comentaban las cosas que observaban que ocurrían a su alrededor. “Ahora se puede ver más claramente que el mundo está retrocediendo”, comenta Mothersbaugh, y acá se podría pensar en el verso de Jocko-homo, canción de ese primer disco que habla de hombres monos vestidos con trajes de negocio.

Con Devo, Mothersbaugh grabó nueve discos, el último de ellos, Something for everybody, en 2010. Además de músico es un respetadísimo compositor y artista visual. Ha creado numerosas sonoras de películas como The Royal Tenenbaums y Batman Lego, o la música de la serie infantil animada The Rugrats.  Actualmente expone en una galería de Nueva York una retrospectiva de todos sus piezas artísticas, desde bocetos de sus dibujos, pinturas, fotografías y apuntes de sus composiciones, hasta instrumentos musicales, pósters de las películas en las que trabajó y mucho más.

La muestra se llama Myopia, en ‘homenaje’ a esa anomalía en la vista que le fue detectada desde que era niño. “La miopía tuvo un efecto mágico en mi vida, en el que estuve existiendo en una nubosidad por casi ocho años, antes de que un par de lentes me expusieran a la maravilla de la visión, en un solo momento. Fue dramático y emocionante, y una enorme alegría”.

Myopia ha estado presentándose en todo Estados Unidos desde 2014.

Antes de iniciar su carrera musical con Devo, estuvo el Mark Mothersbaugh artista, que dibujaba compulsivamente (la muestra tiene más de 30.000 postales hechas por Mothersbaugh), creaba de todo. La banda fue como el epítome de su vena artística. “Todo lo que hago viene del mismo lugar, de la misma mente, corazón y de las mismas experiencias”, mencionó. “Ser un artista visual fue mi introducción para descubrir la expresión que me permitía conectarme a esta vida. Me tomó unos cuantos años descubrir que la música era otra potente forma del mismo camino”, reflexiona.

No fue hasta que tuvo conocimiento de artistas como Andy Warhol y el arte conceptual que Mothersbaugh se dio cuenta que para él el arte hablaba de las ideas, se basaba en eso, y que la expresión de esos pensamientos no conocen las fronteras de un trabajo específico, como la pintura o la fotografía, tampoco actuar, escribir o hacer música.

Alan Myers murió en 2013, Bob Casale en 2014, pero Devo sigue en actividad con otros miembros y siguen vistiendo esos gorros y esos uniformes estrafalarios, con Mark Mothersbaugh cantando sobre mongoloides y agentes naranjas secretos. 



En esta nota



e-planning ad