BRÚJULA

El pogo más grande de Sudamérica


Es el de festival de rock más creciente y convocante de la región. Las sierras cordobeses reunieron una vez más a los principales exponentes del género en dos jornadas memorables. Acá un resumen de la experiencia 2019


Skay dejó el sello de su inconfundible guitarra. El ex Redondo tuvo de invitado a Richard Coleman.
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

02/03/2019

No fue fácil llegar, miles de vehículos serpenteaban los accesos de las rutas serranas varios kilómetros antes del predio de Santa María de Punilla, cerca de Cosquín. La temperatura al mediodía superaba los 30 grados y las calles de la pequeña localidad estaba tomada. La previa se hizo sentir, con fernet, cerveza y vino, con agua, Coca Cola y otras gaseosas que hidrataban la música de los referentes del rock latinoamericano. Poleras, artesanías gorras y banderas se estiraban a lo largo y ancho de las calles y aceras.

El ambiente era de fiesta. Después de las 13:00 el ingreso de la gente fue colmando el predio donde seis escenarios brillarían de sonidos hasta las 3:00 y más de la madrugada. Los escenarios Norte y Sur anclaban las bandas de referencia. Pero también La Casita del Blues tenía lo suyo, el Heavy Metal otro lugar, música tecno-electrónica, rap, alternativas, de un megaevento que la primera noche colmó más de 70.000 personas. Era muy difícil trasladarse de un escenario al otro, comprar gaseosa, ir al baño, etc.

La música suplía cualquier necesidad. Impecables sonido e iluminación. Guasones y La Vela Puerca sufrieron el calor del día, ambos brindaron magníficos conciertos. No te va gustar subió la nota y en la mitad del show tras Los villanos, sonó entre el público el ‘hit del verano’ dedicado al presidente Macri. Las Pastillas del Abuelo arrancaron con Viejo Karma y Absolutismos, coronando una noche mágica con Ojos de dragón. Luego Skay y los Fakires estremecieron con pogos, saltos y gargantas rojas con un invitado de lujo en la banda del exredondito, Richard Coleman. El flaco sonó fuerte, limpio y se notó feliz.



Con varios hits ricoteros como JiJiJi, Criminal mambo y El Golem de Paternal. Pero cuando la noche despedía un récord de asistencia subió Las Pelotas, el ex Sumo, Germán Daffunchio, arrancó con la fuerza de Basta pasando por los temas emblemáticos como Víctimas del cielo, Personalmente y cerró con temas de Sumo acompañado por un Piti Fernández eufórico cantando No tan distintos y El ojo blindado.

En el escenario sur, El Kuelgue, El mató a un policía motorizado, Los espíritus y Babasónicos redondeaban una primera noche de alto impacto. La participación de música electrónica ganó la noche que cerró a las 6:00 con Nick Warren a tope. Volver a Córdoba Capital fue en cámara lenta, pero el hambre y el sueño no lograron vencer la adrenalina que aun corría por las venas de la memoria. La segunda jornada fue tam - bién inabordable, con la lec - ción aprendida del primer día y con tantas bandas y escena - rios a disposición, la opción fue elegir y permanecer en uno debido a la complicada experiencia de inmovilidad. El regreso de Pato Fontanet, exCallejeros y ahora líder de Don Osvaldo era uno de los más espe - rados junto con Ciro y Los persas.

Pero antes, a pleno sol y altas tem - peraturas, Eruca Sativa, el power trío que pasó dos veces por Santa Cruz compuesto por Lula Bertol - di, guitarra y voz, Brenda Martin, bajo y Gabriel Pedernera en batería, pateó el tablero. Sonó contundente, y a medio show Brenda abrió el fuego. “No - sotras estamos paradas esta tar - de acá gracias a miles de mujeres que la remaron durante muchos años antes, hoy pedimos en más mujeres en todos los espacios en donde fuimos invisibles en un montón de tiempo. Por más mujeres arriba de los escenarios”.

La Bruja Salguero (en voz y caja chayera) Kris Alanis en voz y Sonia Álvarez en arpa com - pletaron el show y pidieron que “abran las tranqueras -señoresque llegaron las mujeres, porque la realidad así lo pide”. Después de Eruca Sativa el escenario Norte ya estaba en - cendido, Carajo y Ataque 77 le pusieron la furia roquera con sus éxitos. Durante el show de la banda, ahora liderada por Ma - riano Martínez, la gente volvió a cantar el hit del verano argenti - no contra el presidente Macri.



El cantante pidió que “se escucha - ra más fuerte”. En uno de los laterales del ae - ródromo cordobés, Los Auténti - cos Decadentes dieron lo suyo. Fue en una carpa especial que albergó un espectáculo desen - chufado y muy prolijo. Solo pa - ra los que llegaban temprano y conseguían ticket.

Ya entrando la noche en el es - cenario Norte, Ciro y Los Persas, una de las bandas más convo - cantes, provocó el delirio con to - dos sus éxitos. El histrionismo de Ciro, el ex Piojos, estuvo más erudito que nunca. Una cara de elefante inflable naranja con su trom - pa movediza le dio color a una arrolladora banda que hizo saltar durante casi dos horas a sus fans. Un rato antes, en el esce - nario Sur sonaba Don Osvaldo, con un firme Pato Fontanet so - portado por una banda sólida y temas tatuados en la piel de miles. También siguieron La 25, Dancing Mood en el escenario alternativo, en otro Zona Ganjah y Nonpalidece. El show del Norte, con los españoles SkaP bajó el telón con la contundencia acostumbrada de la banda española.

Miles saltaron a su ritmo fre - nético homenajeando sus letras, incluso dedicaron parte del show a la memoria de Santiago Maldo - nado. Su puesta en escena apun - tó en varias ocasiones contra la realeza española, la tauromaquia y la política exterior de EEUU. Más de 130.000 personas en dos días disfrutaron de 150 bandas. Géneros variados, nuevas propuestas y los convocantes de siempre.

Un festival con mayúsculas que se agranda y viaja a Estados Uni - dos (Nueva York), Costa Rica y España. Además de continuar en México, Chile, Uruguay, Paraguay y Colombia. Bolivia deberá con - firmar si este año será posible, to - do dependerá del apoyo de los pa - trocinadores. La cita es el año que viene cuando esta fiesta del rock celebre 20 años y donde estiman tirar la casa por la ventana.

6. Piti Fernández, vocalista de Las Pastillas del Abuelo, prota - goniza un momento íntimo con la banda y el público
7. José Palazzo, fundador del Cosquín Rock, el hombre que nunca descansa para que el rock argentino llegue más lejos
2. Lula Bertoldi, de Eruca Sativa, aprovechó para expre - sar su compromiso por el cupo femenino en los escenarios

3. Germán Daffunchio, líder de Las Pelotas, dejó en claro que la banda es una de las más convocantes del rock argentino

Palazzo y las mujeres
A la culminación del Cosquín Rock, el productor José Palaz - zo subió a sus redes sociales un video donde hace su descargo, tras la polémica que se armó alrededor de sus dichos sobre el proyecto de ley de cupo feme - nino y la poca participación de artistas en su festival. “Este año hubo solo 20 mujeres. Tengo que hacer un mea culpa”, reco - noció en un clip de varios minu - tos, donde explica su posición frente al tema y hace un repaso de los números del festival, al que este año asistieron unas cien mil personas. “Cuando terminó este Cos - quín nos quedamos con un sabor feo en la boca, a raíz de unos dichos en la conferencia de prensa del Cosquín Rock.



Dije que me parecía un desafío in - teresante lo del cupo femenino. Hice referencia a que muchas de las personas que trabajan en la productora son mujeres. Hice referencia a que mis dos hijas y mi mamá son artistas plásticas y sé de las dificultades que tuvie - ron ellas como mujeres. Lejos estuve de querer hacer mención al talento de las mujeres. Siem - pre me referí al número y canti - dad de bandas”, explicó el productor cordobés.

En la última edición del festi - val tocaron más de 150 bandas, de ellas solo veinte estaban integradas por mujeres. Cuando anticipadamente se le preguntó por la poca presencia femenina y su opinión sobre el proyecto de ley de cupo femenino el productor dijo: “Lo que planteo es que si yo tuviera que poner el 30%, tal vez no lo podría llenar con artis - tas talentosas y tendría que lle - narlo por cumplir ese cupo. Esas artistas no estarían a la altura del festival y tendría que dejar afue - ra otro tipo de talentos”.

Esa frase fue la que irritó a las mujeres artistas y repercutió en forma de repudio colectivo en las redes sociales. Incluso el grupo Eruca Sativa hizo notar su enojo durante su concierto en el Cosquín Rock. Ahora el productor sostiene: “Seguramente debería haber buscado alguien que me ayude para incorporar más mujeres a la grilla. A raíz de este debate y esta conflictiva relación que se generó a partir de esto nosotros vamos a trabajar en la incorpo - ración de más mujeres”.

El productor contó también que tras el repudio hubo situa - ciones de agresividad que lo llevaron a pensar en no producir más. “La agresividad fue tan grande que hasta publicaron mi teléfono particular en Twitter y el número de mis hijas y las agre - dieron de una manera tan grave que no dan ganas de sentarse a charlar y buscar la forma de in - corporar, sino que dan ganas de no hacer más cosas”.

Palazzo contó que a partir del debate que se generó la próxi - ma edición del Cosquín Rock tendrá más participación femenina”independientemente de si se aprueba o no se aprueba la ley”. Además dijo que ya se puso en contacto con artistas mujeres que lo pueden ayudar en la cu - radoría de la grilla del año que viene. “Quiero aclarar que no hay ninguna ley que nos obligue a incorporar mujeres. Eso no quiere decir que no debamos hacerlo porque el talento feme - nino es muy importante. La mú - sica argentina y el rock argentino necesita más mujeres tocando y nosotros somos responsables de que eso suceda”. (con informa - ción de La Nación).