Santa Cruz de la Sierra - Bolivia, Sábado 25, mayo de 2013





  Volver
HISTORIA LA BATALLA DE FLORIDA DEL 25 DE MAYO DE 1814 Libertad. El 25 de mayo es una de las fechas más celebradas del proceso de independencia americano
 
Imprimir
Texto normal
Texto medio
Texto grande

PAULA PEÑA | HISTORIADORA

El 25 de mayo de 1809, en La Plata, sede de la Audiencia de Charcas, los oidores se enfrentaron al presidente de la Audiencia y al arzobispo, este hecho es conocido como el Primer Grito Libertario de América. El 25 de mayo de 1810, el Cabildo de Buenos Aires destituyó al virrey del Río de la Plata, se formó una Junta de Gobierno, que buscó su reconocimiento en todo el territorio del Virreinato. Fue el punto inicial de una guerra que duraría 15 años y que culminaría con la formación de repúblicas independientes.
Santa Cruz también celebra el 25 de mayo, pero de 1814, cuando las tropas patriotas dirigidas por Ignacio Warnes, gobernador de Santa Cruz de la Sierra, y Antonio Álvarez de Arenales, gobernador de Cochabamba, derrotaron al ejército realista dirigido por el coronel Joaquín Blanco.

Bajo el gobierno de Warnes
Ignacio Warnes gobernó Santa Cruz de la Sierra entre agosto de 1813 y noviembre de 1816. Durante ese periodo se dieron los mayores enfrentamientos entre los ejércitos realistas y patriotas en territorio cruceño. Warnes llegó acompañado del oficial cruceño José Manuel Mercado, conocido como ‘el Colorao’. Durante los tres años de gobierno de Warnes hubo cambios importantes en Santa Cruz. Uno de ellos fue la búsqueda de conciliar con los realistas, para pacificar la región.
Siguiendo las instrucciones de Buenos Aires, abolió la esclavitud y formó con los esclavos liberados el Batallón de los Pardos libres, además estableció cuarteles para formar a nuevos miembros del ejército patriota y talleres de fabricación de pólvora, la reforma de fusiles y otro armamento.
En relación con la formación militar, Warnes reorganizó el ejército patriota cruceño reclutando a los hombres mayores de 12 años. Organizó una compañía de Granaderos, una de Cazadores, una de Jóvenes, una de Pardos y otra de Morenos. También se formaron escuadrones de artillería y de caballería: los Lanceros, Dragones y Auxiliares. Warnes adiestró a los nuevos soldados de acuerdo con los reglamentos militares.

La batalla
Las tropas realistas vencieron a los patriotas y el gobernador de Cochabamba, Álvarez de Arenales, se repliega a Vallegrande. El nuevo jefe de los ejércitos realistas, el Gral. Pezuela, envió al Cnl. Joaquín Blanco con 800 hombres a reprimir Vallegrande y Santa Cruz de la Sierra.
En febrero de 1814, Blanco derrotó a Arenales en la zona de San Pedrillo, y desde allí se dirigió a Santa Cruz de la Sierra, gobernada por Warnes. Arenales, ante el avance realista, se replegó a Abapó en Cordillera y solicitó apoyo militar a Warnes, que decidió avanzar sobre Cordillera.
Blanco ocupó Santa Cruz de la Sierra, en mayo de 1814; para evitar el saqueo, Manuela Velasco, patriota, debió pagar un donativo a los realistas. Blanco, que perseguía a Warnes, deja en Santa Cruz de la Sierra al coronel Udaeta y marchó a Cordillera siguiendo sus pasos.
Warnes y Arenales se enfrentaron a las tropas de Blanco en el pueblo misión de Florida, el 25 de mayo de 1814. Los patriotas derrotaron a Blanco y lograron confiscar el armamento realista; Arenales, pese a ser herido, pudo sobreponerse.
La unión de los ejércitos de Warnes y Arenales fue determinante para vencer a Blanco y para impedir el avance de Pezuela al sur. Pese a las grandes desavenencias entre Warnes y Arenales, fue Warnes que propuso la acción a Arenales. Ante la derrota realista, el Cnl. Udaeta abandonó Santa Cruz y se fue a Chiquitos para proseguir a Brasil, como hacían usualmente los realistas que huían de los triunfos patriotas.
El triunfo patriota
El triunfo patriota en Florida fue fundamental para las Provincias Unidas del Río de la Plata (Argentina), ya que los realistas derrotados no pudieron avanzar a su territorio como, por eso es que la céntrica calle de Buenos Aires lleva el nombre en honor al sitio histórico donde se derrotó al ejército realista.
La batalla, según los expertos, fue un modelo estratégico y táctico que permitió la destrucción de los enemigos. Fue determinante para fortalecer las tropas organizadas por Ignacio Warnes, ese triunfo les dio el valor y la convicción a los jóvenes patriotas que se unian a las filas de la libertad. A un año de su bicentenario, la Asamblea Legislativa Departamental debería declarar al actual pueblo de Florida, lugar donde se llevó a cabo la batalla, como un sitio histórico y patrimonial