BRÚJULA

20 años renovando el compromiso con la cultura


El suplemento de EL DEBER celebra con sus lectores y con los actores que le dan vida a la cultura en el país


Un sinfín de historias y personajes ha pasado por nuestras páginas en dos décadas de suplemento
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

19/01/2019

Todo viaje largo implica, muchas veces, detenerse a mirar el camino recorrido para ver cuánto se ha avanzado y se ha conseguido. Brújula, el suplemento cultural del Diario Mayor EL DEBER, cumple 20 años, tiempo en el que ha podido ser testigo del crecimiento y de las transformaciones de la vida artística en Bolivia.

Y en días en los que las redes sociales plantean a los usuarios la posibilidad de mirar hacia atrás para comparar rostros, momentos y el avance del tiempo en el espejo de la actualidad, en Brújula propusimos un ejercicio similar a escritores, artistas visuales, músicos, cineastas, actores y gestores culturales, protagonistas de la movida. En líneas escritas sin límites de extensión, nos cuentan cómo recuerdan la Bolivia de hace 20 años (vista desde su propia experiencia y oficio), de qué manera la comparan con la actualidad y cómo la proyectan (lo que esperan de ella). Un 16 de enero de 1999 salió a las calles el primer número de Brújula.

Eran épocas en las que Santa Cruz de la Sierra experimentaba una explosión en cuanto a manifestaciones artísticas, reflejadas en el nacimiento de los festivales internacionales de teatro, de música barroca, de cine, como también en la feria del libro y en una nueva generación de artistas contemporáneos, escritores, músicos y gente ligada a las artes que han tenido en las páginas de los sá- bados un espacio donde encontrarse con el público.



Ese primer número dedicaba su portada y páginas centrales a los grupos literarios vigentes en la ciudad a fines del siglo XX. La siguiente entrega trajo la primera entrevista internacional (de las muchas que vendrían después). El poeta Mario Benedetti se confesaba aquel entonces un optimista por vocación, a pesar de que “la poesía nunca ha gozado de mucho favor”.

Así se expresaba el uruguayo que nos dejó 10 años después, así como nos dejaron Mercedes Sosa, Luis Alberto Spinetta, Ricardo Piglia, Marcelo Callaú, Herminio Pedraza, Percy Ávila, Nicolás Menacho, Godofredo Núñez, Líber Forti, Jesús Urzagasti y otros grandes que nos hicieron el honor de aparecer en nuestras páginas en estas dos décadas transcurridas. Enfocado en una visión amplia, que apunta a las manifestaciones artísticas, pero también a la historia, la sociología, la filosofía y la política, Brújula siempre se ha nutrido del aporte de valiosas firmas especializadas, que han colaborado con análisis veraces sobre temáticas variadas, junto con las nuevas voces que han ido sumando su sapiencia.

Diversas formas de expresión han ayudado a crear, durante 20 años, un producto que se mantiene gracias al reconocimiento de quienes posaron sus ojos sobre estas páginas, nuestros lectores. Brújula ha viajado dentro y fuera del país para recoger testimonios, narrar historias y realizar entrevistas, como parte de una cobertura permanente a los hechos de interés general; asimismo, ha organizado debates, foros y ha formado parte de encuentros en los que la temática cultural se abordó desde sus múltiples aristas.

El diseño del suplemento ha ido variando con el trascurso de los años, pero siempre se ha procurado mantener la calidad de la imagen como una forma de garantizar un producto diferente y con sello propio en cada entrega.



La fotografía ha sido la mayoría de las veces el formato que ha ocupado las portadas de los casi 900 números de Brújula, pero también ha habido lugar para la ilustración. Y siempre hubo lugar para la renovación, bajo la premisa de encarar y estar a la altura de los nuevos desafíos. De esta manera se ha logrado continuar en la senda y seguir haciendo periodismo cultural en Bolivia durante 20 años. Los mismos 20 que nuestros invitados ahora se encargan de repasar desde sus particulares visiones.