SANTA CRUZ DE LA SIERRA BOLIVIA
sábado 28-5-2016
09:35 a.m.
Min 15ºC | Máx 16ºC
bolivia
AFKA
se viene una cautelar hoy la justicia definirá si debe ir a prisión o defenderse en libertad La expareja de Evo aguardó varias horas en este ambiente antes de que la FIscalía actúe

Alejan a Zapata de CAMC y la procesan por tres cargos

La exnovia de Evo Morales se acogió al silencio. Pasó 14 horas en instalaciones policiales antes de remitirla a la celda. Lloró y no comentó nada. La Fiscalía la acusa de enriquecimiento ilícito

Iván Paredes Tamayo
ivan.paredes@eldeber.com.bo
27/02/2016
06:00

Ayer parecía que iba a ser un día normal para Gabriela Zapata Montaño, expareja de Evo Morales. Dejó a su niña en el colegio y luego hizo sus labores cotidianas. Se citó con un amigo y mientras paseaban por la zona de San Miguel, en La Paz, dos vehículos le cerraron el paso a su motorizado y la obligaron a bajar. Pidió ayuda, pensaba que era un secuestro. Pero no. Eran las 10:30 y a esa hora empezó su calvario.

Policías de Inteligencia la subieron a un carro y la llevaron a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de la zona Sur paceña. Ahí permaneció 14 horas, hasta que a medianoche la imputaron por enriquecimiento ilícito y otros dos delitos. Ella se acogió a su derecho a guardar silencio.

El Ministerio de Gobierno había publicado en su cuenta de Twitter que se aprehendió a Zapata, sin embargo, no había una notificación fiscal, versión que confirmó el fiscal general Ramiro Guerrero. Todo era confuso. Se habló de arresto por posible riesgo de fuga, luego, a medianoche, se oficializó la aprehensión.

La expareja de Evo estuvo tres horas en el vehículo que la llevó a instalaciones policiales. Luego, la llevaron a diferentes ambientes, donde se esperaba la llegada de un fiscal, que tardó ocho horas para llegar a tomar declaraciones a la empresaria. Ella se acogió al derecho del silencio porque, según su abogado, Walter Zuleta, “no había qué declarar”.

La imputación
Su defensa explicó, cerca a la 1:00 de hoy, que la Fiscalía imputó a Zapata por enriquecimiento ilícito, enriquecimiento en detrimento del Estado y una causa que pertenecía a una de sus exfuncionarias. Zuleta acotó que el fiscal del caso, Edwin Blanco, presentó versiones de los periodistas Carlos Valverde y Amalia Pando como pruebas.

Valverde denunció que Zapata y Evo Morales tuvieron una relación sentimental y que ella se favoreció, supuestamente, del vínculo con el presidente para ganar contratos entre el Gobierno y la empresa CAMC, donde fue ejecutiva hasta hace pocos días.

En primera instancia, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó de que se aprehendió a Zapata por “denuncias del Ministerio de Transparencia y denuncias de la Unidad de Investigación de Fortunas (UIF) presentadas ante el Ministerio Público”. Guerrero desminitió esa versión.

Luego, Romero explicó que se detuvo a Zapata por existir “riesgo de fuga”, algo que Zuleta negó. La expareja de Evo pasó la noche en celdas de la Felcc del centro de La Paz y se prevé que hoy sea su audiencia

Valoración de la noticia
Gustó (295)
Sorprendió (65)
Emocionó (9)
Indiferente (39)