BOLIVIA

Zapata y Choque lanzan dardos contra el Gobierno


Los dos principales reclamos de los acusados fueron los cuadernos de registro y el cruce de llamadas. La asociación delictuosa fue el delito observado por el Tribunal Primero de Sentencia


24/05/2017

“Si soy corrupta, entonces con qué autoridad cometí el delito”, dijo en su defensa Gabriela Zapata la madrugada del martes antes que se leyera su sentencia. La expareja del presidente Evo Morales reclamó porque, según ella, la Fiscalía nunca presentó pruebas. En el mismo proceso, la exdirectora de la Unidad de Apoyo a la Gestión Social (UAGS) del Ministerio de la Presidencia Cristina Choque afirmó que estaba pagando las culpas cometidas por otras personas y que ella nunca tuvo oportunidad de una defensa jurídica.

“Mi persona depende de la MAE (Máxima Autoridad Ejecutiva) y depende administrativamente del Ministerio de la Presidencia; entonces, todas mis acciones debían ser supervisadas por esas autoridades y en cuatro años (no tuve) ni una llamada de atención porque siempre he cumplido como funcionaria”, señaló Choque en medio de sollozos.

Así, en el último día del juicio por legitimación de ganancias ilícitas, las dos principales acusadas lanzaron dardos contra el Gobierno, aunque la Fiscalía se limitó a mencionar que los delitos fueron probados y sancionados por el Tribunal Primero de Sentencia y evitó responder las críticas vertidas.
Extrañamente, Zapata declaró que nunca conoció al ministro Juan Ramón Quintana y que al presidente Evo Morales no lo ve hace muchos años. Además, mencionó que la búsqueda de ayuda para solucionar sus problemas de matrimonio la llevó a las oficinas de Choque en la avenida Arce, en La Paz.

 El diputado Remberto Callizaya (MAS) dijo que la justicia hizo su trabajo al dictar sentencia y que era responsabilidad de la Fiscalía investigar si había otras personas involucradas en el hecho; si encontraba vínculos era su deber indagar y procesar a los culpables.

 Para los opositores, la sentencia dictada devela un pacto entre los investigados, el Ministerio Público y los jueces, porque fueron liberados los principales responsables y no se investigó a los que pudieron esclarecer el tema, como la empresa CAMC, donde Zapata ejercía como gerenta comercial.

Las dos dudas

Para los jueces, el delito de tráfico de influencias nunca fue probado y por eso exculparon a tres de los sentenciados de ese caso. Pero no dijeron nada de los libros de registro de asistencia, porque el Ministerio de la Presidencia solo entregó cuatro  libros de novedades y nunca aparecieron los 11 que fueron secuestrados de las oficinas de la UAGS. 

El registro magnético de la computadora no fue revisado porque el perito informó de que el disco duro se encontraba dañado y no era posible rescatar todos los documentos, lo que provocó el reclamo de todos los acusados. Pero los jueces no tomaron eso en cuenta. 

Acudirán a justicia internacional
Cuatro de los abogados de los seis acusados adelantaron que presentarán la apelación restringida en el plazo establecido, pero al mismo tiempo dos de ellos ya tienen en mente acudir a la justicia internacional porque sintieron que sus derechos fueron violentados sin consideración.
Marvin Ramírez y Ricardo Alegría adelantaron que demandarán al Estado ante tribunales internacionales después de agotar las instancias nacionales; Ramírez afirmó que nunca le probaron los delitos y que ese problema se debe solucionar en otros estrados judiciales. El abogado de Ciro Alegría dijo que después de tramitar su libertad iniciarán los trámites internacionales.



En esta nota



e-planning ad