ECONOMÍA

YPFB ‘rompe’ con Intertek y notifica cobro de multa por incumplir contrato


La petrolera estatal informó a la Fiscalía que se activaron varias medidas administrativas internas de control y que coadyuvará en la investigación para esclarecer el robo de más de 200.000 litros de gasolina. Hay dos detenidos

El caso salpica a empresas de transporte que prestaban el servicio a la compañía estatal
Escuchar el artículo Pausar Lectura

17/03/2018

YPFB Refinación S.A. dispuso la suspensión del servicio de inspección prestado por la empresa Intertek en la ruta Santa Cruz-Yacuiba y notificó el cobro de multas por incumplimiento de contrato.

La ejecución de esa acción administrativa fue señalada por la gerenta general de Distribución y Ventas de YPFB Refinación S.A., Verónica Gandarillas Baldelomar, en sus declaraciones testificales a las que accedió EL DEBER  y que datan del 9 de este mes. El interrogatorio procede de las investigaciones que abrió la Fiscalía por el robo de 236.453  litros de gasolinas de la Zona Comercial de la estatal petrolera YPFB en Yacuiba. 

En su declaración, en calidad de testigo, Gandarillas enumera las  acciones tomadas, en coordinación con Casa Matriz, después de que se conociera el robo. 

Por ejemplo, señala que se suspendió el servicio de inspección prestado por la empresa Intertek en la ruta Santa Cruz-Yacuiba, el cual se está cubriendo con personal propio de la estatal petrolera. Añadió que se realizan gestiones para contratar otra empresa que brinde el servicio a escala nacional y así suspender el contrato definitivamente con Intertek. 

Detalla que se procedió a notificar el cobro de multas a Intertek por el incumplimiento del contrato y que se pidió a YPFB Casa Matriz detallar el valor del perjuicio económico por la pérdida de la gasolina a fin de que se pueda modificar o actualizar el cobro realizado a la suspendida Intertek. También se frenó el servicio de transporte y conductores mencionados en el proceso de investigación. 

También puntualizó que en su condición de gerenta solicitó a la dirección de Auditoría Interna de YPFB Refinación una evaluación de operaciones de distribución logística de gasolina especial en el recinto de YPFB Yacuiba y que se requirió a la gerencia de administración y finanzas realizar un inventario en plantas de almacenaje en todo el territorio nacional que maneja la gerencia de distribución y ventas. Igualmente aclaró que se pidió a la gerencia de talento humano que coordine y realice la rotación del personal que realiza funciones operativas relacionadas con el proceso de investigación.

Gandarillas expuso también que se realizaron las gestiones legales para adherirse a la denuncia y querella presentada ante la Fiscalía y el juez de Yacuiba y que YPFB Refinación coadyuvará con las investigaciones para que el caso se esclarezca y se encuentre a los responsables y culpables. 

La empresa no responde
Se  llamó a la compañía Intertek para que haga su descargo. Pero desde su oficina indicaron que el gerente se encontraba de viaje y que la unidad de relaciones públicas se comunicaría hasta el final de la  tarde, pero no sucedió.

La empresa es filial de una firma internacional del mismo nombre que está 130 años en el mercado. Se dedica a  la certificación, la verificación y la inspección de productos. Trabaja en el sector minero e hidrocarburos.

Según la investigación que realiza la Fiscalía de Yacuiba, Limber Vilte, empleado de esta firma, que fiscalizaba el almacenamiento de combustible de la zona comercial de Yacuiba, junto a Joel Tárraga, funcionario de  YPFB, son los principales sospechosos del robo de más de 200.000 litros de gasolina.                                   

En la actualidad, estas personas permanecen con detención preventiva en la cárcel El Palmar.

En su declaración, a la que tuvo acceso EL DEBER, Vilte, informó que trabajaba en Intertek desde el 4 de diciembre de 2016, y que a finales de febrero de 2017 empezó a trabajar en la planta de la zona Comercial de Yacuiba.

Caso complejo

De acuerdo las primeras averiguaciones, realizadas por la Fiscalía, en el caso estarían involucrados personal de YPFB Refinación y choferes que prestaban el servicio de transporte de este combustible, que distribuían ilegalmente. Por eso, la petrolera suspendió el servicio de transporte con 11 empresas mencionadas en la declaración informativa.  

El fiscal asignado a este caso, Alejandro Portal, en anteriores declaraciones a EL DEBER, señaló que el caso es complejo y que el robo del combustible se venía dando desde hace un año.

Además, que  desde YPFB Refinación se enviaba combustible con los precintos adulterados y  que en Yacuiba los operadores procedían a verificar que todo el combustible esté de acuerdo a la salida y entrada del producto.

Este robo fue detectado a través de una inspección sorpresa hecha por la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), el 23 de febrero.

En esa inspección, se observó la falta de 25.000 litros de gasolina especial. Luego el informe fue enviado a YPFB, que posteriormente se querelló contra José Joel Tárraga, operador de líquidos de Yacimientos y Limber Vilte, inspector de la empresa Intertek. 

En su declaración, Tárraga, implicó en el robo a  choferes, y funcionario de  Yacimientos. Por eso, la Fiscalía tomó declaraciones a ejecutivos de YPFB Refinación.  

YPFB activó procesos
La semana pasada en ocasión del  lanzamiento del programa Bolivia en la era de los biocombustibles el presidente ejecutivo de la estatal petrolera YPFB, Óscar Barriga, indicó que internamente se activaron procesos administrativos contra todos los funcionarios que trabajan en la planta de almacenaje de Yacuiba y que esperarán el desenlace y los resultados de las investigaciones para ampliar igual procedimiento contra los que resulten implicados.

En la jornada

Contrabando
Estiman entre 40 y 64 vías  clandestinas, por la frontera de Yacuiba, por donde se presume que internan el  combustible hasta Argentina.

Red de complejos
YPFB tiene 21 plantas de procesamiento de gas, dos plantas   separadoras de líquidos, dos refinerías, una planta de GNL,    25 estaciones satelitales y una planta de urea. 

Informe de Fiscalía
Revela que detrás del robo opera una red de contrabando con conexiones en Santa Cruz, Tarija, Villamontes, Yacuiba, Cochabamba y Argentina.

 



 




En esta nota