ENTREVISTA

Waldo Albarracín: Observamos mediocridad en el CEUB


Rector de la Universidad Mayor de San Andrés

El rector paceño recibió el respaldo de su Consejo Universitario para desmarcarse de la preselección

02/06/2017

¿Cómo llega la UMSA a esta decisión adoptada?
Fue todo un proceso. La decisión de ayer del Consejo Universitario no fue improvisada, sino fruto del análisis. La primera reacción de la universidad fue positiva. Me dijeron que intervenga y lo hicimos. En el momento de cambiar las cosas, si es que te convocan, pues hay que dar tu concurso. Lo hicimos de muy buena fe, pero en el camino vimos que faltaba algo importante. Como hay controversia entre partidos políticos, de oficialismo y oposición, el primer paso es que los partidos con presencia parlamentaria suscriban un gran acuerdo nacional con renuncia a sus aspiraciones partidarias y apostando al país, a la democracia y a una nueva justicia para generar transparencia en el proceso y procurar que lleguen al Órgano Judicial los mejores, no solo en términos de capacidad y experiencia, sino en moral y autoridad porque conozco muchos corruptos con pergaminos académicos.
No respondieron como se esperaba, ¿no es cierto?

Respondieron, pero negativamente. Tengo una carta conjunta firmada por los presidentes de ambas cámaras, como de los jefes de bancada de la oposición. En ambos casos se echan la culpa mutuamente y ninguno está de acuerdo con suscribir este acuerdo nacional. Quiere decir que la mediocridad es de ambos.

Tras la decisión del miércoles, ¿recibió usted alguna llamada de apoyo de algún rector de alguna universidad de la CEUB?
En realidad, todos están de acuerdo de boca para afuera. El problema está en las decisiones.
Nosotros, aparte de advertir una posición nada clara de los partidos políticos, tanto de oficialismo como de la oposición, notamos que el problema fue que dentro de la misma universidad había aspectos no claros.

¿Cuáles, por ejemplo? 

El que agunas universidades hubieran manipulado durante más de un mes, la no realización de la conferencia de universidades donde debía tratarse este tema. Se suspendió la reunión de Pando, la de Cochabamba, la de Beni. Citaban y, faltando horas, las cancelaban por una supuesta falta de garantías para la realización. Y después nos piden que lo hagamos en La Paz y después, cuando vieron que había una decisión de llevarla adelante, se dieron cuenta que la organización iba en serio y a espaldas de la UMSA, los secretarios nacionales de la CEUB hicieron otra convocatoria para definir que sea Cobija, cuando antes esta no tenía garantías.

¿Hay mano negra, de quién, del Gobierno?
Hay una mano, no sé si negra, pero no es honesta y manipula.  Otro problema es que cuando las universidades envían nombres para integrar el grupo de los ocho notables, resulta que en la lista aparecían no notables, sino notablemente parcializados. Fue el caso del delegado de la universidad de Beni. No íbamos a ser parte de ese esquema. Observamos mediocridad también en el CEUB, la UMSA tiene un prestigio ganado y no seremos cómplices, no rifaremos nada por solamente figurar.

¿El oficialismo dijo que este es un tema individual entre usted y el CEUB? 
Sería así si fuera una decisión de este rector. Aquí hubo decisión del Consejo Universitario. Llegamos a una decisión, porque el conjunto de la UMSA está convencido de esto.

¿Hay vaivenes entre la UMSA y el CEUB?
No hay vaivenes, somos firmes cuando no se actúa con claridad, eso es todo. 

¿Hubo el apoyo de todas las facultades, rector?
El Consejo Universitario está conformado por las 13 facultades. Fue una decisión absolutamente unánime, debo decirle que nadie estuvo en contra. Por eso es que no hubo debate, incluso le confieso que me han reclamado, porque yo mostraba alguna duda. Fue una decisión contundente, y luego la ejecutamos como corresponde. 



En esta nota



e-planning ad