TENDENCIAS

Monja con motosierra rompe estereotipos y se hace viral


La grabación fue publicada por un policía del condado de Miami-Dade, muestra cómo la religiosa corta los árboles caídos por el huracán Irma


15/09/2017

La hermana Margaret Ann, que aparece en un video, que se ha hecho viral, cortando con una motosierra árboles derribados por el huracán Irma, se mostró hoy agradecida por haber contribuido a cambiar la visión que se tiene de las monjas.

El video, publicado el pasado lunes en las redes sociales por un policía del condado de Miami-Dade (sureste), muestra cómo la religiosa de Miami, vestida con su hábito, corta con una motosierra los árboles caídos por el ciclón que entró el domingo pasado en Florida procedente del Caribe.

La hermana Margaret Ann, que dijo a medios de Miami que ve "divertida" la situación creada con el video, aseguró que de todas maneras eso "ha sido realmente bueno para nuestra comunidad", porque da al público una visión diferente de las monjas.

"Los estudiantes me dicen que no soy una cobarde, que trabajé con ellos y esa es realmente la forma en que debe ser, porque así son las hermanas", sostuvo Margaret Ann, quien añadió: las monjas "no solo rezamos, pedimos a otras personas o pedimos dinero".

La religiosa dijo que no solo no le importa que la llamen "la hermana de la motosierra" sino que eso le hace reír. "Si va a traer buenos recuerdos a la gente, y todos aprendemos y crecemos, es bueno", dijo.

La monja, directora del liceo del arzobispo Coleman F. Carroll en Miami, admitió que tuvo que buscar en Google las instrucciones para accionar la motosierra, porque se olvidó de "cómo se hacía".

"Los estudiantes me dijeron: todo está en línea, hermana, solo haz la pregunta en línea", añadió la monja, quien aseguró que su "educación mecánica" no se detuvo con la búsqueda en Google.

"Algunas personas me han enviado vídeos sobre cómo usar una motosierra, porque aparentemente no la estaba usando correctamente o tan segura como debería haber sido, así que estoy aprendiendo", confirmó la hermana Margaret Ann a medios de Miami.

El Departamento de Policía de Miami-Dade elogió su esfuerzo y le agradeció, en nombre de "todos nuestros vecinos", el trabajo en conjunto para "superar esto".



En esta nota