JUICIO A GONI

Juicio a Goni: víctimas descartaron a Evo como testigo porque no estaba en Bolivia en octubre


La dirigencia recuerda que arribó el 14 de octubre cuando la tensión estaba en descenso y la caída de Sánchez de Lozada era inminente. El presidente llamó a los que sean convocados a declarar y recordó que el MAS presentó el primer juicio.

El presidente Morales no dijo si es que fue convocado o no, pero conminó a colaborar
Escuchar el artículo Pausar Lectura

13/03/2018

Las víctimas de octubre negro desistieron de presentar a Evo Morales como testigo de cargo por una sencilla razón: el entonces dirigente no estaba en el país durante las jornadas de septiembre y octubre de 2003, aunque los abogados consideraron la posibilidad de hacerlo, dijo el dirigente, Patricio Quispe.

“Claro, los abogados han considerado convocarlo, pero decidieron que no porque él no estaba en esas fechas en Bolivia, no es testigo de los hechos ocurridos en ese entonces, y dijimos, con qué objeto le hubiéramos convocado, si él estaba enterado de algo era por los medios de comunicación o por las noticias, él no hubiera aportado nada”, dijo el dirigente que también expresó que existen restricciones respecto a los testigos que deben declarar estos días en el juicio.

Ayer, se inició la segunda semana de declaraciones de la parte acusadora y ellos prevén que estos testimonios concluirán en esta semana en el proceso que comparecen el expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada y su exministro Carlos Sánchez Berzaín desde el lunes de la semana pasada en un tribunal federal de Fort Lauderdale, en el Estado de Florida, en Estados Unidos.

El dirigente recordó que en las jornadas de la “masacre”, el actual presidente de Bolivia estaba en Oriente Medio y que no podía ser parte de ninguna presencia o protagonismo como quiere hacer ver la parte acusada.

Según el expresidente, Evo Morales fue el responsable y dijo que hubo una confabulación para ocasionar su caída de la presidencia.
“Lo que quiere la parte acusada es hacer ver al jurado que este caso es político y no civil como se planteó en el juicio y por eso afirma que el presidente era el protagonista cuando todos sabemos que él no estaba en Bolivia, esas acusaciones son estrategia de sus abogados”, dijo. 

Todos tienen obligación
El presidente del Estado, Evo Morales, dijo que todos los que fueron convocados a declarar deberían hacerlo porque se trata de un caso de genocidio y que significó la muerte de varios ciudadanos.

“Es un tema importante, solo quería decir que por esa masacre fuimos los primeros en presentar un juicio de responsabilidades; pero los tiempos cambian, estamos en otros tiempos, ojalá que las instituciones puedan juzgar y todos puedan aportar a este proceso, nadie puede escaparse”, dijo en conferencia de prensa; aunque Morales no negó que hubiera sido convocado como testigo de cargo.

Asimismo, evitó referirse a las acusaciones que lanzó Sánchez de Lozada en su contra sobre su papel en los hechos de octubre, “no quiero hacer comentarios, con tantas acusaciones que hicieron los genocidas que se escaparon  a EEUU”, dijo como respuesta a las sindicaciones.
Aunque es la última semana de testigos de cargo, Morales dijo que todos, sean dirigentes, autoridades, exautoridades e incluso periodistas que estuvieron en esos hechos, deberían colaborar para sancionar a los culpables y declarar en el juicio.

Los testigos

Quispe evitó mencionar quiénes más podrían prestar su testimonio y lamentó que estas declaraciones sean voluntarias y cada testigo de los 22 presentados decidió su comparecencia; hasta el momento solo conocieron del desistimiento de Carlos Mesa aunque su abogado, Carlos Alarcón, reiteró que su cliente remitió la transcripción de las respuestas que Carlos Mesa brindó en el juicio de responsabilidades que se instauró en Sucre.  

Los testigos clave de la parte acusadora pueden ser Mauricio Cori, que fue el máximo ejecutivo de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de El Alto; Roberto de la Cruz, dirigente de la Central Obrera Regional (COR) y protagonista de esas jornadas, y el exalcalde Juan del Granado, que también era autoridad en ese entonces.

Desde ayer el exdirigente de la COR Roberto de la Cruz ya no se encuentra en Bolivia y por tanto se prevé su declaración en estos días. En pasadas jornadas, De la Cruz había expresado su deseo de enfrentar cara a cara a las dos principales exautoridades a quienes consideró los responsables de las 63 muertes.

Roberto de la Cruz fue el dirigente que inició una caminata desde Caracollo en septiembre de 2003 y dijo, en ese entonces, que esa medida y el posterior paro indefinido de El Alto era para conseguir la renuncia de Sánchez de Lozada, por su intención de vender gas a Chile. Cuando inició su marcha aún no se había producido las muertes en Sorata y El Alto.

Para hoy se prevé la presencia del exalcalde Juan del Granado, además del ex vocero presidencial Mauricio Antezana.

Selección de testigos

Según otros heridos de la llamada Guerra del Gas, los abogados que patrocinan a las víctimas llegaron al país para la selección de los testigos que pudieran aportar datos importantes al caso y aquellos que podrían viajar porque la declaración es voluntaria en los tribunales estadounidenses y ellos podían negarse perfectamente y no esperar represalias.

Para el juicio de responsabilidades contra Sánchez de Lozada se presentaron más de un centenar de testigos que relataron lo sucedido hace 15 años; pero ese número de personas no podía ser parte de este proceso por los recursos económicos. 

Los testigos que hasta ahora se presentaron en el juicio contra las exautoridades

Son 13 testigos que declararon en la primera semana del juicio contra Gonzalo Sánchez de Lozada y Carlos Sánchez Berzaín ante el jurado del tribunal federal de Fort Lauderdale, en el Estado de Florida, en Estados Unidos, y tomando en cuenta que son 21 los testigos presentados, restaría ocho personas que deben brindar testimonio ante el jurado.

Roberto García Ortuño,  Etelvina Ramos, Daniel Boldstein, Roberto García Ortuño, Edwin Aguilar Vargas, Benjamín Smith, Luis Alfredo Castaño, Nelson Flores, Ricardo Calla, José Luis Harb y  otros tres testigos declararon a través de video porque no llegaron a tiempo para el trámite de las visas correspondientes.

De ahí que el dirigente Patricio Quispe asegure que en esta semana se terminará con el testimonio de los testigos de cargo y se espera que los dos principales acusados, Sánchez de Lozada y Sánchez Berzaín, sean los primeros en declarar como parte de la defensa material. Según los datos los acusados tiene 17 testigos de descargo.



 




Notas Relacionadas



En esta nota