BOLIVIA

Gobierno confirma que hay producción de droga en el Polígono 7


El viceministro Felipe Cáceres habla incluso de la presencia de laboratorios en comunidades aledañas. El ministro Carlos Romero salió al paso anoche y dijo que no tiene informes, pero que se combate al narcotráfico con rigurosidad donde sea

Una mujer realiza el proceso de secado de la coca en una población del trópico de Cochabamba
Escuchar el artículo Pausar Lectura

22/08/2018

El Gobierno pateó el tablero. Reveló que hay producción de droga en el Polígono 7. Admitió que se destruyeron pozas de maceración en tres puntos e incluso que hay laboratorios de purificación de droga en las comunidades del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis). El cacique mayor del Consejo Indígena del Sur (Conisur), Jacinto Noza, y otros dirigentes no lo descartaron pero rechazaron haber visto movimiento de narcos en el lugar, mientras que un representante de los cocaleros declaró que es posible que esta actividad hubiese burlado controles.

La revelación surge al día siguiente de que una comisión del Tribunal Internacional por los Derechos de la Naturaleza se preguntó qué se oculta en esa zona del parque Isiboro Sécure, luego de que colonizadores retuvieron e impidieron el paso de su delegación el fin de semana. Lo mismo ocurrió el martes pasado, cuando un periodista de EL DEBER fue bloqueado y retenido en la zona, siendo obligado a replegarse.

Puedes leer: ¿Qué es el Polígono 7 y por qué genera tanta tensión?

Quien aclaró todas las dudas fue el viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres. Ayer reveló datos clave sobre cultivo, que tras esos incidentes en la zona iban a ser los más esperados en la presentación del informe de monitoreo de cultivos de coca correspondiente a 2017 que en la mañana de hoy presentará la Oficina de Naciones Unidas Contra las Drogas y el Delito (Onudc, por sus siglas en inglés). El plato fuerte vino después, cuando los periodistas le consultaron sobre la labor realizada en la zona para descartar la presencia de narcotráfico.

“Evidentemente, se encontraron pozas de maceración, principalmente en las cercanías de Ichoa, Aroma y Nueva Tacopaya, y se destruyeron dos laboratorios en las comunidades indígenas”, explicó. Sobre esta última parte, aclaró que el hallazgo de los laboratorios de purificación de cocaína se registró en comunidades, pero no específicamente en el Polígono 7.

Por la noche, pasadas las 22:00, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, jefe de Cáceres, terminó dos interpelaciones ante la Asamblea y al salir fue categórico al decir que no tenía reportes de cultivos ilícitos ni pozas de maceración.

Sin embargo, resaltó que en todos los casos donde se detectan “se actúa con rigurosidad”, y aseguró que no todo el Polígono 7 es el Tipnis, “solo una parte lo es, Trinidadcito, hay otra zona que no es, por ser una zona extensa”.

Como antecedente, en septiembre de 2016, la fuerza antidroga decomisó clorhidrato de cocaína valuada en $us 1 millón de dólares en la zona, a 80 kms de Chimoré, en pleno trópico.

Te puede interesar: Jacinto Noza: “Puede ser que haya droga, nunca la vi."

El cacique Noza y el dirigente de la Subcentral Sécure, Carlos Fabricano, no lo descartaron del todo y admitieron que es posible, pero por separado, ambos coincidieron en señalar que no habían notado ningún movimiento de este tipo en la región.

El dirigente cocalero, representante de Isinuta y exsenador Julio Salazar, admitió que “de alguna forma algunas veces el narcotráfico burla el control de las organizaciones sociales y el de lucha contra el narcotráfico y aparece nomás. Pero el control social debe denunciar”.

La diputada del MAS Ramona Moye desmintió esa posibilidad y conminó a Cáceres a que vaya al parque y que demuestre que hay coca excedentaria y pozas de maceración. “El viceministro debe tener información retrasada. Yo estuve allá este fin de semana y no hay nada. Le hace el favor al Gobierno”, aseveró.

La coca

“En esta área del Polígono 7 evidentemente han sido beneficiados con el cato de coca. En todo este sector estamos hablando entre unas 370 y 400 hectáreas, no más, porque las seis federaciones no deben superar más de 7.700 hectáreas”, manifestó el viceministro Cáceres en la conferencia de prensa.

Noza denunció que el tema de la coca excedentaria efectivamente aumentó en la zona y ha sobrepasado el área roja. “Tenemos que ejecutar, porque es una ley. Y toda esa coca ilegal se tiene que erradicar”.

El dirigente aseguró que este es un tema que escapa de su control porque es manejado por las seis federaciones del trópico. “Nosotros no nos metemos en eso. De haber coca, hay, pero esa hoja es permitida de hace mucho tiempo atrás, desde que yo era pequeño”.

Salazar dijo a EL DEBER Radio que ese es un tema que no se puede ocultar. Detalló que el Polígono 7 es un área colonizada, desde el último Gobierno de Víctor Paz, que llevó adelante la relocalización de las minas, medida que generó un éxodo de miles de personas que desde el occidente del país emigraron a la región chapareña.

Por ello, para Salazar, los asentamientos están “legalmente autorizados” y esta región forma parte de las seis federaciones de cocaleros de Cochabamba.

Como tal, cada productor afiliado tiene la obligación de llevar su producción al mercado central de Sacaba, dijo. La Unodc reportó en sus informes de los últimos años que hasta el 90% de la producción de coca del trópico de Cochabamba no pasa por ese mercado legal, lo que podría llevar a la conclusión de que era desviada para fines ilícitos.

“En el mercado de Sacaba nosotros nos controlamos”, insistió el dirigente Salazar.

En ese marco, la construcción de la carretera a través del Tipnis es una meta que se ha fijado el Gobierno, pese a que está vigente la ley de intangibilidad. Justamente ayer, el secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Guarachi, manifestó su apoyo a la construcción porque ayudará al desarrollo del sector indígena, aunque reconoció que no hay consenso en ese territorio.

Leonardo Tamburini, abogado ambientalista y quien forma parte de la Coordinadora de Medio Ambiente, explicó que detrás de la carretera “empujan los colonos cocaleros con este tipo de cultivos y actividades ilícitas”.

Complementó que el Polígono 7 es un área que fue consolidada por el INRA para propiedades pequeñas donde se producen varios cultivos, coca entre ellos. “No es más territorio indígena, fue usurpado por comunidades del Conisur, que son aisladas y no tienen autoridad territorial en la zona”. Por ello, lamentó la retención de la comisión y la calificó como “un verdadero atropello”.

El abogado aseguró que dos leyes impiden la producción de coca en el área protegida, la 180 de protección del Tipnis y la 969, que promueve su protección y desarrollo integral. “El viceministro fue hasta honrado. Esto muestra que la irresponsabilidad del Gobierno no puede controlar el narcotráfico y la deforestación”. Desde la Asamblea Departamental de Cochabamba se anunció que una comisión viajará hasta el lugar para hacer una inspección y verificar las denuncias presentadas.

 

Punto por punto sobre la coca

El anterior monitoreo

Datos del Monitoreo de Cultivos de Coca de 2016, realizado por la Organización de las Naciones Unidas Contra las Drogas y el Delito (Unodc, por sus siglas en inglés), detalla que el Polígono 7 del Territorio Indígena y Parque Isiboro Sécure albergaba la mayor superficie de plantaciones en áreas saneadas con 1.233 hectáreas.

Dato

En septiembre de 2017 el Gobierno declaró al Tipnis libre de cultivos ilegales de coca, tras la erradicación de 181 hectáreas. En ese entonces se reportó la existencia de entre 420 y 450 hectáreas en el Polígono 7, que iban supuestamente al mercado de Sacaba (Cochabamba).

Ratificación

Cáceres aseguró que solo el 10% del Tipnis se denomina polígono 7.

 



 




Notas Relacionadas



En esta nota