BOLIVIA

Uruguay no extraditará a Alejandro Melgar


La justicia uruguaya denegó la petición de Bolivia y será juzgado en este país. Es acusado de complicidad para financiar el presunto grupo terrorista abatido en 2009

Alejandro Melgar fue aprehendido en Uruguay en 2012, el Gobierno boliviano espera que arribe al país a principios de mayo

18/12/2015

El Tribunal de Apelaciones de la Justicia uruguaya denegó este viernes la solicitud del Gobierno de Bolivia para la extradición de Alejandro Melgar, acusado en su país de complicidad para financiar en 2009 a supuestos terroristas en un plan subversivo, informaron a Efe fuentes del caso.

El magistrado del Tribunal de Apelaciones en lo penal de primer turno de Uruguay Rolando Vomero señaló que la decisión se argumenta en función de lo establecido en el artículo 5 de la Convención para Prevenir y Sancionar los Actos de Terrorismo de la Organización de los Estados Americanos (OEA) de 1971, ratificada por ambos países.

Dicho artículo sostiene que cuando la "persona reclamada sea nacional o medie algún otro impedimento constitucional o legal, el Estado requerido queda obligado a someter el caso al conocimiento de las autoridades competentes, a los efectos del procesamiento como si el hecho se hubiera cometido en su territorio".

En este sentido, Vomero explicó que un decreto emitido por Bolivia posterior a los hechos por los que se juzga a Melgar "violentó el proceso" al solicitar la extradición del acusado para ser juzgado en La Paz, en vez de en Santa Cruz (este de Bolivia), donde, según señaló Vomero, se encuentran los "jueces naturales" para este caso.

La jueza uruguaya Adriana De los Santos se pronunció a favor de la extradición de Melgar a su país a petición de Bolivia, donde se le acusa de formar parte del llamado "caso terrorismo", que se refiere a un supuesto complot con fines secesionistas desbaratado en 2009 en la ciudad de Santa Cruz.

Los abogados del acusado apelaron la decisión al considerar que sus derechos serían vulnerados en Bolivia y finalmente Melgar será juzgado en Uruguay en virtud de la citada convención, aseguró Vomero.

El caso se conoció el 16 de abril de 2009, cuando una intervención policial en un hotel de Santa Cruz se saldó con las muertes del rumano Árpád Magyarósi, del irlandés Michael Martin Dwyer y del croata-húngaro-boliviano Eduardo Rózsa, supuestos integrantes de una célula terrorista que tenía un plan subversivo, en alianza con líderes autonomistas de Santa Cruz.

En aquella operación también fueron detenidos el húngaro Elöd Tóásó y el boliviano-croata Mario Tadic.

Días después fueron apresados otros supuestos implicados, aunque todos ellos niegan las acusaciones que se les imputan.

Dentro de las investigaciones de este caso, Melgar, que trabajó para instituciones empresariales cruceñas, fue acusado de dar apoyo al grupo de presuntos terroristas.

En una entrevista con un medio local en mayo de este año, Melgar lo negó todo y dijo que la noche que fueron a detenerle se encontraba fuera de Bolivia, representando a su país en una competición de tiro.

Desde entonces vivió en Uruguay, hasta que el 23 de abril de 2012 fue detenido en cumplimiento de una orden de captura internacional en el aeropuerto de Montevideo cuando intentaba viajar a Brasil.



En esta nota



e-planning ad