POLÍTICA

Un libro del ‘Mallku’ puede ser una prueba en contra de las víctimas


En la corte, este miércoles, tres personas dieron sus testimonios. Un conscripto y un turista que estuvieron en Warisata, además de un joven que perdió una pierna

Escuchar el artículo Pausar Lectura

08/03/2018

El exdirigente de la Central Obrera Regional (COR) de El Alto, Roberto de la Cruz, admitió ayer que el libro escrito por Felipe Quispe ‘el Mallku’ podría ser utilizado por la defensa del expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada y Carlos Sánchez Berzaín en contra de las víctimas de los hechos de octubre de 2003.

En el segundo día del juicio civil, la defensa de las exautoridades señaló que los responsables de los trágicos hechos fueron precisamente Quispe y el actual presidente Evo Morales.

De la Cruz subrayó este aspecto. “Utilizarán este argumento como estrategia de defensa para confundir a la justicia de EEUU, además que en declaraciones a Erbol, el exministro de salud Javier Torres Goitia mencionó el libro La caída de Goni,  escrito por Felipe Quispe”, complementó.
“En el texto de su libro, Felipe se atribuye haber instruido a los campesinos de Warisata a que salgan con armas con objetivos claros: matar a los blancos. Nada más falso”, manifestó.

El exdirigente señaló que junto al Mallku coordinó las acciones de octubre de 2003. “En ningún momento se instruyó eso. Es una metida de pata por mandarse la parte, porque en el libro señala que ordenó a las bases a salir con armas en Warisata, lo cual no es correcto”, manifestó.
Textualmente, el libro señala: “Asaltar Palacio de Gobierno, los cuarteles, las casas de los ricos y matar a los q’aras ministros y otros de la zona Sur…”. “Juramos de pie con los dos puños en alto, para rebelarnos una vez más contra el q’ara blanco colonial, usurpador, opresor, explotador y discriminador”. 

En otro de los párrafos dice: “Hay que optar por la lucha violenta y armada, arrasar con todo…”, reseñó textualmente el portal Urgentebo.com.


Quispe, en contacto con este medio, aseveró que lo que se hizo durante los días de octubre fue exigir el cumplimiento de 72 demandas que estaban en el pliego y que Sánchez de Lozada, en vez de cumplirlos, prefirió irse. Además, manifestó que Evo Morales no participó porque estaba fuera del país, “se escapó. Yo soy culpable, porque hice bloqueos, huelga de hambre se levantó, los militares reprimieron y así cayó el Gobierno”, aseveró.

Jornada

Este miércoles, en la corte de Fort Lauderdale, la parte acusadora presentó tres testigos: una persona que el 2003 hacía su servicio militar y fue enviado a la intervención de Warisata, un antropólogo estadounidense que salió con la delegación de turistas que fueron sacados de Sorata en 15 buses, lo que desencadenó el enfrentamiento en Warisata y una persona que perdió una pierna en El Alto, durante los días de conflicto.

Edwin Aguilar Vargas, quien entonces era un conscripto y cumplía su servicio militar en El Alto fue enviado a Warisata, le dijo a la corte que la orden que dieron sus superiores fue la de disparar a todo lo que se mueva.



Narró que hubo violencia, pero que los integrantes de su escuadrón se negaron a disparar, lo que generó que el subteniente Aguirre lanzara un disparó cerca para ahuyentarlos. Poco después fueron relevados del lugar.

La defensa replicó que la orden no era disparar a cualquier lado, sino a quienes atacaban puntos estratégicos y portaban armas, algo que Vargas admitió.

Benjamín Smith, antropólogo americano, fue llamado al estrado. Relató que no tenía necesidad de salir, pero decidió hacerlo cuando el
Gobierno puso los buses para evacuar a más de 300 turistas que permanecían en esa población. Dijo que fue una travesía con bloqueos, enfrentamiento, violencia, y pese a que salieron temprano, llegaron casi a medianoche a La Paz. 

Relató que le sorprendió el hecho de que el embajador de Estados Unidos y de los de otros países, los esperaban en persona. 



Viajó innumerables veces al país desde el 2001, y declaró que los conflictos que se generaban en la zona se resolvían siempre. Por ello, no lo veía extraño.

Con su convocatoria, se resaltó la violencia del operativo y puso realce la presencia diplomática a la llegada.

Finalmente, cerró la jornada de declaraciones Luis Alfredo Castaño, un joven que perdió una pierna en El Alto.
Relató que salió de su casa porque su madre le pidió que vaya a llamar a su padre para la hora del almuerzo.

Recorrió varias calles, divisó al menos a 90 militares. Él se quedó en una pasarela cuando de pronto pasó un tractor amarillo que iniciaba la caravana de camiones que llevaban gasolina a La Paz. Todos corrieron, y cuando escapaban los militares dispararon, sintió un calambre y ya no sintió su pierna.

La defensa,  le preguntó por qué no se retiró con la violencia, él respondió que debía hallar a su padre, pero la defensa mostró una entrevista en la que decía que se volvería a movilizar en defensa del gas.


Felipe Quispe: “Seguramente me van a extraditar, puedo ir preso”
Dice que es culpable porque bloqueó, hizo huelga de hambre, la gente se levantó y Goni tuvo que irse.

Marcelo Tedesqui V. - EL DEBER

¿Qué opina de lo que pasó?
El (expresidente) Sánchez de Lozada me quiere meter un juicio, porque supuestamente yo había ordenado matar a los policías. El gringo ha presentado eso y seguramente me van a extraditar. Yo puedo ir preso. A un indio lo meten fácil. 

Todo fue montado por usted, ¿fue así?

En ese documento dice que yo había ordenado sacar las armas en Warisata, que hice emboscada al Ejército y a la Policía, esa es la versión. Yo me voy a defender. Yo estuve en la huelga de hambre, de eso no me voy a negar. Entonces, yo sé que el juicio va a prosperar contra mi persona y seguramente estaré pues en la cárcel. 

 ¿Usted y Evo?
Se han equivocado, el Evo estaba con ellos. Deberían decir que trabajaba junto con el MNR. Yo sí soy culpable, porque bloqueé, hice huelga de hambre, todo El Alto se levantó, las comunidades también, y así cayó el Gobierno.

El Gobierno hizo lo que tenía que hacer, y que usted sacó armas, ¿fue así?

Ya saben, eso es concretamente, que yo había sacado las armas en Alto Warisata, que había emboscado. Yo no puedo ir a declarar porque yo soy terrorista, no tengo pisada ni pasada por esos lugares.



 




En esta nota