Bolivia

Un desmayo del dueño de Katanas frena su alegato


Marco Cámara es acusado por su hija por trata y tráfico de personas. Él dice que es usada por un empresario rival. Ella replica que su padre miente y oculta delitos

El momento en que Marco Cámara sufre un desmayo y tuvo que ser retirado de la Fiscalía en una ambulancia.
Escuchar el artículo Pausar Lectura

13/09/2016

La fiscal Mónica de la Riva Irahola se vio obligada a suspender la declaración del propìetario del bar Katanas, Marco Cámara, porque el empresario sufrió una descompensación y se desmayó. Está acusado de trata y tráfico de personas.

El empresario asegura que un rival suyo utiliza a su hija,quien presentó la denuncia, para destruirlo. Nohemy Cámara lo desmiente y dice que no es un tema familiar, sino de explotación sexual.

Su declaración comenzó con normalidad, pero a los pocos minutos, Cámara salió indispuesto y llorando. al subir al ascensor, la Red ATB logró entrevistarlo.

"Es mi bebé, ya me ha denunciado por violación, por todo lo que le ha dado la gana me ha denunciado esa chiquita,
pero la amo, la quiero yo y tengo que perdonarle todo. Si tengo que sufrir con ella lo voy a hacer. Hace dos días me han dicho que me sacará de mi casa, me quiere quitar mi departamento, todo el sacrificio de mi vida", señaló.

Cuando se le preguntó por qué cree que lo hizo. "Es por mi enemigo Ernesto Córdova (rival de Cámara en el negocio de locales nocturnos, procesado por el asesinato del empresario tarijeño Jorge O` Connor, al presuntamente intentar voltear un supuesto soborno por un contrato con YPFB, caso que llevó a Santos Ramírez a prisión), es su novio, ese me está quieriendo quitar todo", aseveró.

Posteriormente, volvió a repetir ante más medios: "Cómo no me va a doler todo esto si es mi bebé, mi hijita, mi nena. Córdova es el que ha armado trata y tráfico, él es el que ha armado todo esto, y la está utilizando a mi bebé", y luego se desmayó, fue puesto en una ambulancia y sacado de emergencia.

Minutos después, cerca de la Fiscalía, su hija Nohemy Cámara compareció ante los medios. "Me sorprende de sobremanera y me indigna que utilice a los medios una persona que ha sido capaz de autosecuestrarse en algún momento y delante de los medios inculparnos, a mi madre y a mi".

Complementó que "más allá de los problemas familiares que podamos tener, si fue buen o mal padre, si yo fui una buena o mala hija, eso lo arreglaremos entre nosotros,  aquí se habla de un delito, que es de trata y tráfico de personas, y eso por más que llore, se descompense, se desmaye, tiene que salir a la luz".

Manifestó que no entiende por qué Cámara habla de Ernesto Córdova, "si Juan Carlos, el hermano de Ernesto, trabajaba con él hasta el año pasado. No entiendo cuál es el nexo, yo los conozco desde niña, pero no hay nada de esos nexos que me acusa, es falso".

Volvió a recordar que fue obligada por su padre a trabajar desde muy joven (15 años) en el local. "Vi llorar, ser violadas a muchas mujeres por él, y en ese momento él no tenía ataques de pánico, ni dolor, ni pena. Ahora sí. Voy a llegar hasta el final en esto".
 
El elemento clave que llevó a la fiscal, quien no quiso hablar y solamente confirmó que se vio obligada a reprogramar la declaración por lo ocurrido con la salud de Cámara fue una declaración de una ciudadana brasileña que declaró que fue traída por engaños, y luego fue explotada sexualmente por el empresario y sus colaboradores.

Nohemy manifestó que se sacó el flujo migratorio de Marco Cámara y el administrador Gustavo Fernández, a Cuba, Venezuela y otros países. "Si dicen que son inocentes que expliquen qué hacían en esos países, por qué retienen documentos de las muchachas, por qué compraban cinco, diez pasajes aéreos. La fiscal revisará objetivamente esos elementos".

El viernes, Fernández ofreció una conferencia de prensa en la que expuso a las damas que trabajan en el local. Entonces señaló que todas ellas llegan por su propia voluntad y que nunca, ni él ni Cámara, tramitan los pasajes para su llegada.





 




En esta nota