ACCIDENTE EN CHILE

Un cuarto boliviano se salvó de quedar atrapado y una cochabambina trabajó como bombera en el rescate


Se trata de Teófilo García, un operador de un mini cargador proveniente de Santa Cruz. Estuvo a minutos de la muerte


Las tareas de rescate en Tocopilla lograron salvar a una persona
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

17/06/2019

Unos 30 segundos más dentro de la mina y Teófilo García quizá no estaría relatando lo sucedido. El minero es el cuarto boliviano que trabajaba en el yacimiento Directorio 8, punto San José, en Tocopilla. Es cruceño y vive hace siete años en el norte de Chile. Al momento del primer derrumbe estaba saliendo con la máquina y el segundo deslizamiento lo sintió fuera. Es experto en el manejo de explosivos, pero su misión en ese momento era operar la maquinaria.

El minero llegó a Chile hace siete años con su amigo Salomón Veizaga, que ayer fue encontrado sin vida al interior del yacimiento de cobre. Conoció también a su hijo Denny, que falleció en el mismo lugar luego de un derrumbe. “Salomón era mi amigo de infancia, venimos a trabajar en minería hace siete años. Trabajamos en Iquique, en Calama, en Tocopilla y también en la frontera con Potosí”, dice García.

Teófilo llora. No puede creer lo que pasó con sus amigos. Se enteró del deceso de Salomón ayer y no aguantó el llanto. Tenía la mínima esperanza de que su compañero esté con vida. “Es que somos amigos desde niños, desde la infancia. Vinimos juntos a buscar mejor vida”, relata.



En la mina Directorio 8, punto San José, trabajaban siete personas. Los cuatro bolivianos -dos que fallecieron-, dos peruanos y un chileno. El capataz, esposo de la dueña del yacimiento de cobre, es chileno. García reveló que estaban trabajando solo dos días y que Salomón Veizaga, Leonardo Condori y él decidieron dejar otra mina para empezar a operar en el yacimiento en desgracia. Los cuatro connacionales trabajaban sin contrato, algo que puede perjudicar a los dueños en la investigación que será dirigida por el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) de Chile, instancia que observó el funcionamiento de la mina.

Una bombera boliviana

Silvia Lara es una bombera boliviana que colaboró en las labores de rescate en Tocopilla. En entrevista con EL DEBER, contó que estaba alegre por hallar con vida a Leonardo Condori, pero triste por los decesos de Salomón y Denny Veizaga, padre e hijo que murieron al interior de la mina de cobre.

Silvia es cochabambina y hace seis años que radica en Chile. Pese a que estudió Derecho y era locutora en emisora radial, migró como otros bolivianos para mejorar sus condiciones de vida.



Extraña su gastronomía y, por supuesto, a toda su familia, que al recordarla derrama lágrimas de tristeza.

 

 

 



 




En esta nota