LA PAZ

Un brasileño resulta herido tras pelea en la cárcel de Chonchocoro


El recluso se encuentra en terapia intensiva en un hospital de La Paz. A raíz del hecho violento la Defensoría del Pueblo ingresó al  penal de máxima seguridad y recibió varias denuncias de los internos

El recinto penitenciario aglutina a reos peligrosos de diferentes regiones del país. Foto: archivo.
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

16/07/2018

Odilio Becerra Da Costa, de 29 años, resultó herido el domingo tras una pelea en el penal de Chonchocoro, en La Paz. Dos reos, también brasileños y que están privados de libertad en la misma prisión, hirieron con un arma blanca a Odilio.

El afectado ahora se encuentra en terapia intensiva en un hospital de la sede de Gobierno con un cuadro estable. El defensor del Pueblo, David Tezanos, informó que este hecho sucedió luego de que la Policía procedió, la madruga de ayer, al traslado de internos de una sección a otra. 

Tezanos detalló que la decisión policial causó malestar en los reos y en horas de la tarde, en el horario de visitas, se produjo el hecho violento cuando dos internos de nacionalidad brasileña ingresaron a la sección “A” y apuñalaron al otro dejándolo gravemente herido. Los presos criticaron la disposición del traslado ya que, según dijeron, ponía en riesgo su integridad física por la coincidencia de rivales en las mismas secciones. 



Hacinamiento y falta de comida

Al respecto, la delegada defensorial de La Paz, Teresa Subieta, remarcó que la comisión conformada por las delegaciones defensorial de La Paz, de Personas Privadas de Libertad y la Coordinación Regional de El Alto, recorrieron todas las secciones de Chonchocoro y que hubo una reunión con autoridades de este recinto, con los delegados de los internos y con los propios reclusos, quienes denunciaron maltratos y atropellos por parte del gobernador del penal.

También hicieron saber que solo reciben almuerzo y que el desayuno y la cena lo costean con recursos propios, además del hacinamiento en sus celdas y la falta de un plan de reinserción, ya que no reciben ningún tipo de capacitación.

Subieta agregó que los internos también hicieron saber que deben buscar formas de ganar dinero para apoyar a sus familias realizando algunas actividades. Además, cuestionaron la habilitación de un muro que separa las secciones A, B y C, lo que les imposibilita el acceso a los servicios higiénicos, a la cancha y a la posibilidad de comercializar los productos que elaboran.   



Semanas atrás, en el penal de Chonchocoro murió el reo Víctor Hugo Escobar, alías el Oti, luego de recibir puñaladas de parte de tres internos. Escobar fue trasladado desde Palmasola a la cárcel paceña, calificada como la de mayor seguridad del país. 



 




En esta nota