bolivia

Tras visita al papa, Evo arremete contra obispos


El mandatario aseguró hoy en Roma que hay jerarcas que deberían formar su "partido proimperialista". En tono de broma, dijo que EL DEBER lo sigue "como la CIA"

evo
Escuchar el artículo Pausar Lectura

16/04/2016

Un día después de haberse reunido con el papa Francisco en el Vaticano, el presidente Evo Morales volvió a criticar duramente a “algunos jerarcas” de la Iglesia católica boliviana, al punto que les dijo que deberían formar su “partido político proimperialista” y hasta consideró que la carta pastoral podría ser vista como una especie de “rebelión” contra el máximo representante de la Iglesia con quien dice tener muchas coincidencias.

Luego de tomar a broma la presencia de EL DEBER en Roma, a través de su corresponsal, lanzando una sonrisa y diciendo que: “EL DEBER me sigue como CIA”, Morales respondió la pregunta de este medio de comunicación sobre su actual relación con la Iglesia tras su visita al sumo pontífice a quien le entregó una carta de los movimientos sociales que critican la posición de la Iglesia boliviana en su carta pastoral de hace unos días.

“Con relación a la carta, algunos jerarcas de la Iglesia católica (en Bolivia) deberían hacer su partido, un partido proimperialista, procapitalista para no tener diferencias, somos sinceros y directos, no tenemos nada que ocultar. Como boliviana usted debe saber qué dicen algunos padres en sus misas, que ‘Satanás está en el Palacio’ y ¿quién es Satanás?, ¿el Evo? ¿Nuestro delito es ser indígenas? Lamentablemente algunos miembros de la Iglesia no han entendido todavía el mensaje que el papa Francisco dio cuando visitó (el país): ‘Hay que estar con los humildes, con los pobres’. Y ha pedido perdón al movimiento indígena por la época de la Colonia, no escuchar eso yo no sé si es como una rebelión ante la máxima autoridad de la Iglesia católica”, dijo el primer mandatario en una conferencia de prensa ofrecida hoy a la prensa internacional en el hotel Ambasciatori Palace, donde está alojado.

Yo le decía oportunamente que estaba decepcionado de la Iglesia y eso que yo soy católico, pero con los mensajes del hermano papa me he fortalecido; sin embargo, no faltan algunos miembros (de la Iglesia) que desmoralizan. Qué bueno sería que, si no asumen el cristianismo, es mejor que algunos jerarcas de la Iglesia católica hagan su partido político”, insistió Morales.

El presidente aclaró que personalmente no tiene “ningún problema” con la Iglesia católica y que sus diferencias solo son con algunos miembros de esta institución en Bolivia y hasta les recordó que todavía le deben un partido de futsal.

Morales expresó su deseo de que el papa lea la carta que le entregó y que está firmada por al menos 30 instituciones de la Central Obrera Boliviana y la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam).

Consideró que no todos los miembros de la Iglesia son iguales, porque él se lleva “muy bien con muchos” de ellos, especialmente los de base.
?

“Estamos refaccionando escuelas a pedido del pueblo y de la Iglesia, hemos construido unidades educativas sobre todo de Fe y Alegría, con el padre Alfredo estamos construyendo una linda unidad educativa para los niños abandonados en Santa Cruz. Compartimos (con la Iglesia) pero hay algunos términos que lanzan y que no compartimos. Por ejemplo, un miembro de la Conferencia Episcopal Bolivia (CEB) decía en una entrevista que no hay democracia, que no hay dignidad, que la pobreza está creciendo, cuando los datos de los organismos internacionales dicen todo lo contrario”, enfatizó.

Cuando se refirió a la corrupción en el país, incluso recordó que el padre Jesús Juárez le insinuó corromperse, pues cuando era líder cocalero en el Chapare y estaban bloqueando la zona, Juárez lo había llamado por teléfono para pedirle que se reúna con el Ministro de Gobierno de ese entonces porque “a lo mejor te va a ayudar para tu campaña”.

El presidente adelantó que al salir de su encuentro con el papa, recibió una promesa de su secretario, aunque no especificó el nombre. “No sé si es importante decirlo, pero su secretario con quien conversamos me dijo que vamos a mejorar las relaciones entre el Gobierno y la Iglesia, pero no es con toda la Iglesia, sino algunos miembros de la CEB”, puntualizó.

Según el mandatario, durante esta cita el sumo pontífice le dijo: “Evo siempre con el pueblo. Evo, has dignificado a Bolivia en toda América Latina. Con los cambios en democracia has permitido que Bolivia cambie de verdad. Estamos muy contentos. Lo que no hicieron los anteriores gobiernos en 180 años, vos hiciste en 10 años en lo social y en lo económico”.

Canonización de Luis Espinal


El presidente de Bolivia, que cumple su tercer día en Roma, dijo haber aprovechado la visita al papa Francisco para ratificar el pedido de canonización del padre jesuita Luis Espinal, que fue torturado y asesinado durante la dictadura militar. “Estamos convencidos sobre esta beatificación de Espinal, sería una enorme satisfacción para los cristianos en Bolivia, ningún sector social ni secta religiosa se va a oponer porque representa la lucha de los pueblos contra las dictaduras militares”.
Morales adelantó que el pontífice le pidió que presenten los documentos necesarios para hacer esta solicitud al Vaticano, por lo que la Iglesia boliviana ya está haciendo un estudio biográfico e histórico al respecto.
El mandatario concluirá hoy su estadía en Roma, donde asiste a una conferencia organizada por la Academia Pontifica de Ciencias Sociales en el Vaticano y donde esta tarde hará una intervención de 10 minutos destacando, principalmente, los avances en materia social y económica en Bolivia. Poco antes tendrá un almuerzo con el presidente de Ecuador, Rafael Correa, que también asiste a la conferencia.
El papa Francisco lamentó y se excusó de haber podido asistir a esta conferencia porque este sábado inició su viaje a Lesbos para abordar el tema de la crisis humanitaria por los refugiados.



 




En esta nota