BOLIVIA

El cardenal Ticona está preocupado por lo que pueda pasar en Potosí


Pide que no se reciba con 'tinku' a las plataformas del 21F. El obispo emérito de Porco oficiará el te deum en conmemoración de la independencia patria

El cardenal Toribio Ticona viajará a Potosí para participar en los actos cívicos del 6 de agosto
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

02/08/2018

Toribio Ticona, cardenal de Bolivia, pidió que no se reciba con "tinku" (encuentro, pelea) a los colectivos ciudadanos del 21F en Potosí y abogó para que los actos cívicos por el 6 de agosto se lleven adelante de forma pacífica y sin hechos de violencia. El religioso mostró una evidente preocupación por lo que pueda pasar en Potosí.

"Que no pase lo que están anunciando, peleas como los tinkus, un resentimiento, en un día no se soluciona. Todos tenemos la libertad de expresar, vivimos en democracia", señaló hoy el prelado en entrevista con EL DEBER.

Hace algunos días, Teodoro Mamani, secretario de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb), advirtió a los colectivos ciudadanos del 21F con responder al estilo del 'tinku', en caso protagonicen protestas dentro de los actos cívicos por el 6 de agosto en Potosí.



Visiblemente preocupado por los anuncios de confrontación, el obispo emérito de Porco, que oficiará el 'Te Deum' en la conmemoración de la independencia patria, ratificó que la Conferencia Episcopal de Bolivia ya se pronunció sobre el 'No' a la repostulación de Evo Morales y pidió que se respete su posición personal al respecto.  

"Ojalá que por un día podamos festejar en paz, con alegría, de una forma sencilla, sin enojarnos, sin odios, sin división, pienso yo así como religioso (...) Es un poco difícil esta situación, yo me guardo la reserva y pido que respeten mi decisión (sobre el 21F) y por ser cardenal de toda Bolivia yo tengo que tratar de unir a las personas", manifestó.

Ticona, consultado sobre cómo llega el país a este 6 de agosto, dijo que "de lo que era antes (Bolivia) ahora ha cambiado, hay que ser hidalgos, ha mejorado algo, pero sigue la pobreza, sigue la marginación, sigue el resentimiento y sigue la ambición de poder".



 




En esta nota