BOLIVIA

Temer recibe a Evo con honores y en Brasil ven positivo el encuentro


El circulo del presidente de Brasil, considera que esta reunión demuestra que puede existir una buena relación bilateral pese a las diferencias ideológicas

Temer recibió a Morales en el palacio presidencial. Foto captura de pantalla

05/12/2017

El presidente brasileño, Michel Temer, recibió hoy con honores militares a su homólogo de Bolivia, Evo Morales, con quien discutirá diversos planes de integración, entre los que figura una conexión ferroviaria de interés regional.

Morales, el primer líder del llamado "eje bolivariano" que visita Brasil tras la destitución de Dilma Rousseff, sustituida por Temer desde mayo del año pasado, llegó a la capital brasileña la noche de este lunes y hoy se dirigió al Palacio presidencial de Planalto.

El mandatario boliviano pasó revista a tropas de un batallón de Dragones de la Independencia, guardia de honor de la Presidencia brasileña, y fue recibido con un apretón de manos por Temer en lo alto de una rampa que conduce a la primera planta del Palacio.

Los presidentes se dirigieron luego hacia el despacho de Temer, donde tendrán una reunión privada a la que luego se unirán ministros de ambos gobiernos.

En la agenda, entre varios puntos, figuran la estrecha relación energética entre Bolivia y Brasil, el principal comprador de gas del país andino, y un proyecto para la construcción de un ferrocarril entre los puertos de Santos, en el litoral Atlántico brasileño, e Ilo, en el Pacífico peruano, a través del territorio boliviano.

El llamado Corredor Ferroviario Bioceánico Central también apunta a vincularse en una segunda fase a Paraguay y Argentina, y es uno de los muchos proyectos de integración auspiciados por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), organismo cuya presidencia anual será ejercida por Bolivia a partir del próximo abril.

Tras la reunión, Temer y Morales encabezarán un acto en el que serán firmados acuerdos bilaterales, y se desplazarán al Palacio de Itamaraty, sede de la Cancillería brasileña, donde será ofrecido un almuerzo a la delegación boliviana.

El programa de la visita oficial de Morales a Brasil no incluye espacios para declaraciones públicas, salvo al momento del brindis previo a ese almuerzo, tras el cual el presidente boliviano tiene previsto regresar a su país.

Fuentes oficiales brasileñas dijeron a Efe que "lo más importante de esta visita será el mensaje político" implícito en el sólo hecho del encuentro entre dos líderes que mantienen profundas diferencias en el plano ideológico.

"La visita de Morales demuestra que la relación entre Brasil y Bolivia es de Estado, que no está condicionada por la ideología y que, aún con diferencias, es posible trabajar por la integración", dijo un diplomático brasileño.



 




En esta nota