BOLIVIA

Comunarios de Tariquía retoman bloqueo para evitar el ingreso de maquinaria


Luego de la intervención policial de ayer, comunarios del área protegida retoman el bloqueo para impedir el ingreso de maquinaria. Se oponen a la explotación petrolera de la Reserva Natural


Este viernes un contingente policial intervino la reserva natural pese a la resistencia de comunarios. Buscaban habilitar el paso para que ingresen funcionarios públicos del Gobierno | Foto: David Maygua
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

22/03/2019

Comunarios de poblados aledaños al área petrolera San Telmo Norte, situado dentro de la Reserva Nacional de Flora y Fauna de Tariquía, retomaron este viernes el bloqueo en el camino de ingreso a la comunidad de Chiquiacá Norte.

Rodrigo Altamirano, poblador del lugar, confirmó a EL DEBER que reanudaron la medida de protesta que se lleva adelante a la altura del puente Vallecito después de anoticiarse sobre el arribo de maquinaria de la transnacional brasileña Petrobras para realizar trabajos de construcción de la ruta de acceso y planchada para la perforación.

Según Altamirano, el bloqueo será indefinido como parte de las medidas radicales que adoptaron los comunarios que se oponen a la exploración en parte del área protegida.



“Es pacífico y queremos que las autoridades gubernamentales nos escuchen. Aún esperamos que estén el 25 de este mes, como establece el acuerdo firmado con Petrobras, cuando sus funcionarios y policías se retiraron”, dijo el comunario.

El presidente del Comité Cívico de Tarija, Juan Carlos Ramos, ratificó el bloqueo de los comunarios, al decir que se ha convocado a una reunión de emergencia de instituciones para esta noche y  acordar el paro cívico en defensa de Tariquía.

Ramos declaró que el directorio planteará la medida y la asamblea en pleno definirá si se lleva adelante o no.

La Gobernación de Tarija, a través de los secretarios de Gestión Institucional, Rubén Ardaya y de Gobernabilidad, Richard Flores, repudió la intervención policial en los bloqueos pacíficos de los comunarios que defienden el área protegida.



“Este es un patrimonio tarijeño porque es un regulador hídrico por el corredor húmedo para generar lluvias y agua. Con la exploración se pone en riesgo la sobrevivencia de los pobladores del Valle Central en los próximos 30 años y se abre la posibilidad del ingreso de colonos que llegarán para deforestar”, advirtió Ardaya.

 



 




En esta nota