BOLIVIA

Silala: para Chile, Bolivia no hizo contrademanda por solidez de su postura


Evo Morales afirmó que Chile se equivoca al creer que Bolivia admite que las aguas del Silala corresponden a un río. El canciller chileno considera que sus argumentos en el caso son muy difíciles de rebatir


Bolivia defiende que las aguas del Silala no corresponden a un río. Foto: Página siete
Escuchar el artículo Pausar Lectura

18/06/2018

El canciller chileno, Roberto Ampuero, afirmó hoy que la decisión de Bolivia de no presentar una contrademanda ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en la controversia que ambos países mantienen por las aguas del Silala es una prueba de la solidez de la posición de Chile.

"Cuando Bolivia decide no contrademandar a Chile es una señal de que ha considerado que la posición de Chile es muy sólida y muy difícil de rebatir", dijo hoy Ampuero en una entrevista con Radio Cooperativa.

El presidente Evo Morales afirmó este domingo que Bolivia ha descartado presentar una contrademanda como respuesta a la demanda que Chile llevó a la CIJ en el 2016.

Puedes leer:

 La contrademanda le habría posibilitado a La Paz presentarse como parte acusadora en el diferendo del Silala, un cauce de agua que nace en el Potosí y cruza la frontera chilena hacia Antofagasta.

 En su lugar, Bolivia entregará una contramemoria ante la CIJ antes del 3 de septiembre, es decir, una respuesta a la memoria presentada por Chile hace un año.

 El jefe de la diplomacia chilena sostuvo hoy que Bolivia tiene un "atraso sustantivo" en la entrega de la contramemoria, un documento que, dijo, debía presentar en julio aunque pidió alargar el plazo hasta septiembre.

 "Chile fue consultado por la Corte Internacional de La Haya con respecto a esto, si estábamos dispuestos a aceptar o no esta prórroga, y nosotros, dentro de la práctica de los buenos vecinos, dijimos: 'Bueno, se trata de dos meses que está pidiendo Bolivia', no presentamos objeción alguna", relató a Radio Cooperativa.

 Ampuero cerró la puerta al diálogo bilateral para hallar una solución a este litigio fuera de la CIJ, donde ambos mantienen otro juicio abierto con el que Bolivia aspira a obtener una salida soberana al océano Pacífico.

 "Cuando Chile entra en un juicio como este y presenta una demanda lo que hace es actuar de acuerdo a las normas internacionales.

Cuando se va a una Corte es porque, sencillamente, el diálogo dejó de tener sentido o alguna de las partes considera que ya no puede continuar", afirmó.

 Chile presentó en junio de 2016 una demanda contra Bolivia en la corte de La Haya para que el tribunal de la ONU determine si el Silala es un río internacional cuyas aguas deben compartir ambos países.

 Bolivia, por el contrario, sostiene que son manantiales que están en su territorio y cuyo curso ha sido desviado de forma artificial hacia Chile



 




En esta nota