BOLIVIA

Senador del MAS dice que 'cientos de bolivianos tienen sauna y jacuzzi'


El legislador salió al paso ante las críticas a la suit de Evo Morales en la Casa Grande del Pueblo. La máxima autoridad nacional ocupará un espacio de 1.068 metros cuadrados

El legislador defiende las características que tiene el espacio que ocupará el jefe de Estado I Foto: archivo.
Escuchar el artículo Pausar Lectura

22/05/2018

"Un jacuzzi es una piscina de hidromasaje y lo tienen cientos  de bolivianos", afirmó el senador del MAS, Ciro Zabala, frente a las críticas que se realizan a las comodidades que encontrará el presidente Evo Morales en su suit de la Casa Grande del Pueblo, nuevo Palacio de Gobierno en La Paz.

El legislador, en entrevista con el portal 'Urgentebo', salió en defensa de la colosal edificación, en la cual el primer mandatario ocupará un espacio de 1.068 metros cuadrados, que cuenta con un dormitorio conectado a un vestidor, un baño con jacuzzi y una sala para recibir a su entorno más cercano. 

Conoce más: 

"No sé cuántas veces se usará un jacuzzi o demás. Jacuzzi  tenemos muchos en nuestros domicilios (...) Conozco a empresarios prósperos  que son gerente de alto nivel y demás. Y conozco casas, domicilios, donde hay saunas y piscinas de hidromasajes, y esas cosas”, explicó el oficialista.

La nueva polémica se instala por el espacio en el que residirá el jefe de Estado, que además tiene una sala de estar, un comedor, baño de visitas y una pequeña cocina. Al otro lado del piso, cuenta con una sala de masajes, un gimnasio, dos saunas y un baño.

Lea también: 

Ayer incluso el nuevo Cardenal de Bolivia, Toribio Ticona, criticó el nuevo Palacio, que será inaugurado el 21 de junio. Consideró que es demasiado "lujo" y "ostentación", cuando hay otras necesidades en las áreas de salud y educación.

"Me parece que es demasiado lujo porque en nuestra patria faltan hospitales, educación y hay tantas necesidades. Hacer ese edificio solo para ostentación, no me parece bien", aseveró ayer el purpurado ante la consulta de EL DEBER.



 




En esta nota