POLÍTICA

Salvatierra renuncia a ser chilena y la oposición ve una acción distractiva


Se disculpó y aclaró que su madre la inscribió cuando era menor de edad y que no buscó la doble nacionalidad. Los opositores ven rebelión y una acción para distraer


La presidenta del Senado ofreció una declaración de prensa ayer por la mañana y allí lo informó
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

16/02/2019

La presidenta del Senado, Adriana Salvatierra (MAS), se disculpó con el pueblo boliviano y renunció ayer a su ciudadanía chilena. Precisó que su madre la inscribió cuando era menor de edad, que ella nunca ejerció como chilena ni tramitó doble nacionalidad. Mientras, la oposición denunció que el mismo MAS promovió el caso para distraer otros temas importantes, como el 21-F.

El certificado de nacimiento de la senadora señala que ella nació el 3 de junio de 1989 en Santa Cruz. Ayer apareció ante los periodistas que esperaban que arranque la conferencia de prensa con una evaluación de la ley del Sistema Único de Salud (SUS), aprobada horas antes en la Cámara Alta, pero sorprendió con este anuncio. La tercera autoridad del Estado escribió una ayuda memoria que leyó rigurosamente, y al finalizar agradeció y se retiró sin responder preguntas.

“Hago pública esta decisión. Mi padre y mi madre conformaron una familia a partir del exilio. Mi madre tiene nacionalidad chilena y cuando yo tenía 13 o 14 años me inscribió formalmente en el registro de su país a través de un trámite consular”, señaló Salvatierra.



El abogado Iván Lima explicó que “eso quiere decir que el 3 de junio de 2002 o 2003, todavía no estaba permitido por la Constitución del vecino país tener doble nacionalidad. Uno se preguntaba si había renunciado a la nacionalidad boliviana para inscribirse como chilena, pues ella respondió a esto en la conferencia de prensa”.

“Hoy de forma expresa ante el Consulado General de Chile he presentado mi renuncia voluntaria a la nacionalidad que adquirí por el principio jurídico lus sanguinis (del latín, “derecho de sangre”) que me une a mi madre y que es consagrado por el derecho internacional que ella ejerció para poder registrar a su hija”, explicó la legisladora.

Recalcó en su exposición que, al ser menor de edad, fue su madre la que recurrió al consulado de Chile y la inscribió.

Lima subrayó al respecto que “en ningún momento renunció a la nacionalidad boliviana. Todo lo contrario, ni siquiera ejerció la ciudadanía chilena al ser su madre quien la registró en la representación diplomática chilena en Bolivia y lo hizo porque, de acuerdo a la Constitución chilena, en su momento, todo ciudadano que residía en el exterior tenía la posibilidad de inscribir a sus hijos”.



La senadora detalló que el trámite que realizó ayer ante el consulado está respaldado por la Constitución chilena, que en su artículo 11, inciso 1, señala que se aceptará la renuncia a la nacionalidad si es “voluntaria” y manifestada ante “autoridad chilena competente. Esta renuncia solo producirá efectos si la persona, previamente, se ha nacionalizado en el país extranjero”.

Lima complementó que, en el caso de Salvatierra, “bastó solo con la presentación de un formulario, y desde el momento que lo hizo (ayer por la mañana), y no de la aceptación del gobierno de ese país, deja de tener la nacionalidad. Lo que sí se debe tomar en cuenta es que el procedimiento aclara a quienes lo realizan que después, la única manera de habilitarse como ciudadana o ciudadano chileno será a través de una ley de la República. Es decir, que la decisión que ella tomó parece ser irreversible”.

Este artículo 11 de la Constitución chilena fue modificado con el texto que sustenta el trámite realizado por la senadora, a través de la Ley 2050 de 2005 (la norma chilena sí permite modificaciones constitucionales a través de leyes). “En esa norma se consolida también el principio de doble nacionalidad de los ciudadanos chilenos, que ahora pueden tener doble, triple o múltiple sin perder la chilena”.

“Soy y siempre seré una mujer absolutamente orgullosa de ser boliviana. De haber nacido y crecido en mi querida Santa Cruz y desde niña me debí a las causas que me unen al pueblo boliviano a nuestra patria Bolivia”, dijo Salvatierra en su sorpresiva conferencia de prensa.

Recalcó que llegó a la Asamblea elegida por voto en representación de su región, “y valga esta ocasión para decirles a los cruceños que seguiré trabajando con toda la energía y responsabilidad”. Dio por cerrado el tema no sin antes pedir disculpas al pueblo boliviano, “si es que en algún momento todo esto generó algún tipo de incomodidad”, acotó



Reacciones

El presidente Evo Morales escribió en su cuenta de Twitter: “Saludamos a nuestra joven presidenta del Senado... por la decisión de renunciar a su segunda nacionalidad. Sabemos de su compromiso con nuestra querida #Bolivia y especialmente con su tierra cruceña”.

La bancada del MAS en la Cámara de Senadores reprochó las actitudes discriminatorias de la oposición. “Comunicamos nuestro reproche a estas actitudes, opiniones y trato discriminatorio que menoscaban los derechos humanos de nuestros bolivianos”, advierte el documento.

Para el senador opositor Arturo Murillo (UD), “lo de Salvatierra es como cuando le tiran un hueso al perro que sale corriendo. Nos tiran bombas para que nos distraigamos. El mismo MAS ha fabricado esta distracción para que no veamos lo importante: que con su repostulación Evo pasa por encima de la CPE”.

Sostuvo que la presidenta del Senado no ejercía ilegalmente su cargo, pero Murillo está convencido de que “los propios masistas se disparan en los pies. Atacaron a Raúl Peñaranda por tener una madre chilena. Y el que tira piedras y tiene pecho de vidrio cosecha estos resultados”.

El ex vicepresidente y candidato presidencial por UCS, Víctor Hugo Cárdenas, fue más allá. “Hay una rebelión interna en el MAS porque en las primarias, de cada 10 militantes, dos o tres votaron por Evo y Álvaro. Las deslealtades, las aclaraciones y las filtraciones salen del interior. Eso agravó este caso”, sostuvo.