LEY DE PARTIDOS

Sala Plena planteó 20 cambios y no tuvo eco


Los vocales electorales observaron con propuestas. El MAS eliminó dos artículos que amenazaban al binomio oficialista

El Órgano Electoral presentó por escrito sus observaciones al texto que aprobó la Cámara Baja. Foto: Marka Registrada
Escuchar el artículo Pausar Lectura

31/08/2018

Los artículos 7, 9, 11, 13, 14, 18, 28, 29, 30, 49, 58, 60, 63, 71, 73, 82, 88, 93, 101,105 y las disposiciones transitorias, esos fueron los cambios que pidió la Sala Plena del Tribunal Supremo Electoral (TSE) a los miembros del Senado que anoche aprobaron el proyecto de ley de organizaciones políticas; pero sus sugerencias no fueron escuchadas y el oficialismo aplicó algunas modificaciones del ente electoral.

El parágrafo IV del artículo 9 del proyecto señalaba: “De conformidad a la Constitución Política del Estado, los mandatos de autoridades y representantes electos son de periodo fijo, y no pueden alterarse ni desconocerse bajo ningún concepto o acuerdo”. Pero el oficialismo lo había suprimido en Diputados. El TSE pidió mantener el texto y el MAS decidió ignorar la sugerencia.

El artículo 13 pedía mantener los porcentajes de cantidad de firmas para lograr personería jurídica en los municipios de 7, 9 y 11 concejales. “En lo referente a los porcentajes con base en el padrón electoral biométrico municipal al momento de la solicitud de libros, se considera que no debieran incrementarse los porcentajes en relación a municipios con menor cantidad de concejales, a fin de mantener la lógica de inclusión prevista en el proyecto de ley”, señalaba el texto; el pedido también fue ignorado por el oficialismo.

En el artículo 14, los vocales plantearon mantener público en su página web el padrón de militantes de los partidos. El MAS anuló ese texto y definió que “el Órgano Electoral Plurinacional podrá atender la consulta sobre la militancia de las personas, previa acreditación del interés legal, de acuerdo a normativa vigente”.

En el artículo 28, los vocales pedían que se prohíba incluir en las listas de candidatos a militantes que tengan “reiteradas denuncias de acoso y/o violencia política”. Pero el cambio del MAS era contemplativo, “las organizaciones políticas tomarán en cuenta las denuncias de acoso y violencia política para su consideración al momento de nominar y elegir sus candidaturas”. El TSE pedía visibilizar a los acosadores.

En el polémico artículo 29 solo se eliminó el pedido del Ministerio de Economía, que solicitó colocar el financiamiento “de acuerdo a disponibilidad financiera” para las primarias. Ahora se garantizan los recursos.

En el artículo 63, los vocales solicitaron que después de la cancelación de un partido, sus bienes pasen a poder del Estado. El MAS propuso que esos bienes se definan según los estatutos del partido que pierda la personería.

En el 71, el TSE solicitó que se mantenga el control de los ingresos privados para los partidos y que estos no sean superiores al 50 por ciento del presupuesto anual. El MAS eliminó ese parágrafo.

En las disposiciones transitorias solo se modificaron los plazos. El punto final es que habrá primarias el próximo año.



 




En esta nota