POLÍTICA

Romero salpica a la oposición con el caso narco y ven distracción


El partido de Samuel Doria Medina emitió un comunicado en el que acusa al Gobierno de intentar distraer a la opinión pública de los escándalos del MAS. El ministro recordó con diapositivas los casos de narcotráfico de los gobiernos del MNR, MIR y ADN


20/10/2017

En un nuevo giro del caso Andrade Lima Lobo, ayer el ministro de Gobierno, Carlos Romero, reveló que el detenido no solo tiene vínculos familiares con dirigentes del MAS, sino que también los tiene con políticos de la alianza Unidad Demócrata (UD), el MNR y UN; además, realizó un repaso histórico de cómo el narcotráfico penetró en los partidos políticos a lo largo de 35 años de vida democrática en el país.

“Si bien la legislación penal establece la responsabilidad penal en función del principio de intuito personae, igualmente por la gravedad de la organización criminal, la investigación familiar, vecinal, laboral, de una persona involucrada en delitos graves es responsabilidad fundamental”, dijo Romero y enseguida confirmó que Fabio Andrade Lima Lobo es hijo de Carmen Lima Lobo y de Celimo Andrade, “uno de los capos del cártel de Cali”, añadió.

Romero se refirió así al caso conocido luego de que Andrade Lima Lobo, que tiene antecedentes en Bolivia, fuese detenido en Brasil con 480 kilos de cocaína junto a Carlos Áñez el domingo.

Pero enseguida la autoridad aseguró que el hermano de Carmen Lima Lobo, Hugo Vargas Lima Lobo, es alcalde de San Joaquín y que accedió a ese cargo de la mano del MNR, en alianza con Demócratas. Asimismo, relató que Óscar Vargas Lima Lobo fue candidato a asambleísta departamental en Beni por Demócratas y que también es hermano de Lima Lobo; sin embargo, desde Beni, el alcalde de San Joaquín, Hugo Vargas Lima Lobo, le aclaró a Romero que es primo de Lima Lobo y no su hermano como aseguró él.

El ministro también dijo que junto con Fabio Andrade fue detenido en Brasil Carlos Áñez Dorado, que sería sobrino de la senadora de UD, Jeanine Áñez. Aclaró, sin embargo, que no existe ninguna acusación, pero que sí hay relación familiar.

Desde Panamá, donde se encuentra de viaje, la senadora opositora confirmó que Áñez Dorado es su sobrino, pero que no tiene contacto con él. “(Lo) lamento mucho, es una pena, yo no tengo conocimiento de las actividades de mi sobrino, no tengo mucha relación con él, hace tiempo que no tenemos contacto”, refirió en breve contacto a través del teléfono.

Desde Beni, los secretarios de la Gobernación Alejandro Yuja y Mauro Hurtado señalaron los mismos lazos familiares descritos por Romero con dirigentes de la oposición, solo que ambos dijeron que no consideran correcto culpar por los delitos de alguien solo por ser familia.

Los partidos del pasado 

Sin embargo, el ministro de Gobierno no se  detuvo y dijo que de forma reiterada los opositores intentan vincular al MAS con actividades del narcotráfico y tratando de desacreditar el trabajo que realiza el Estado en materia de lucha contra el narcotráfico.

“Rechazamos cualquier vínculo del Gobierno nacional, como tal, con estas personas. Lo que nos sorprende es que nuestros acusadores son gente que sí estuvo involucrada con el narcotráfico”, dijo y enseguida realizó un repaso desde 1988, cuando  apareció en el espectro político el denominado ‘Rey de la cocaína’ en Bolivia, Roberto Suárez Gómez, y que se lo vinculó con ADN, según el ministro. 

Luego mencionó el caso narcovínculos, que involucró a los principales dirigentes del MIR y en este episodio Romero puso énfasis en un encuentro del jefe de UN, Samuel Doria Medina, con Isaac ‘Oso Chavarría, además de la cúpula mirista, y recordó que la mano derecha de Jaime Paz Zamora, Óscar Eid, estuvo en la cárcel de San Pedro.

Ayer, EL DEBER se contactó con Eid Franco para hablar del caso y se excusó afirmando que estaba en un acto en Vallegrande y pidió diferir la entrevista.

UN respondió en un comunicado. Descalificó las declaraciones de Romero y dijo que a esta altura el Gobierno es “prisionero del narcotráfico” por las numerosas denuncias que hay.

A su turno, el diputado demócrata Tomás Monasterio, que fue quien puso en evidencia la relación filial de Andrade Lima Lobo con la excandidata del MAS en Beni, cuestionó que el Gobierno trate de distraer a la opinión pública en vez de avanzar en las investigaciones del caso para establecer si existió protección de alguna autoridad para Andrade.

Pero Romero no se detuvo con el MIR. Recordó el escándalo del narcoavión y dijo que estuvieron involucrados altos dirigentes del MNR, con el ministro del Interior de ese entonces, Carlos Sánchez Berzaín, desde cuyo despacho salieron las órdenes para que la famosa aeronave despegara sin ser controlada desde el aeropuerto del departamento de La Paz.



En esta nota