BOLIVIA

Romero: 'Se identificó a autores materiales de la muerte en Riberalta'


El ministro de Gobierno calificó de "asesinato" la muerte de una mujer en el día del paro cívico en la localidad beniana. Dice que la oposición busca imponer sus ideas mediante el uso de la fuerza y la violencia


El momento del traslado de la mujer que falleció en Riberalta. Foto: Captura de video (ANF)
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

10/12/2018

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó este domingo que se logró identificar a los autores de la muerte de una mujer durante el paro cívico nacional, que se realizó el pasado 6 de diciembre en contra de la nueva repostulación del presidente Evo Morales sin respetar el resultado de un referendo.

Por “instrucción del presidente Morales, hemos mandado equipos de investigadores de élite y ya están identificadas las personas responsables materiales de la muerte de esta ciudadana” en Riberalta, departamento del Beni, dijo Romero al canal estatal, sin dar los nombres de los acusados.

El paro cívico falleció Suleydi Estivariz (52) al caer y golpearse la cabeza en medio de una discusión desatada entre personas que no querían cerrar sus negocios y mototaxistas que estaban movilizados en Riberalta para obligar a los vecinos a acatar la medida de presión.



"Ahora estas personas (identificadas) tendrán que señalar quiénes son los responsables intelectuales, quiénes les han pagado, quiénes les han mandado a golpear a ciudadanos hasta provocar una muerte”, afirmó.

Críticas a la oposición

"La política de ninguna manera puede ser pretexto para encubrir acciones de choque, de matonaje, de asesinato. Lo que ha sucedido en Riberalta es un asesinato, el asesinato de una ciudadana trabajadora, humilde, de una compatriota boliviana", dijo en referencia a la muerte de Suleydi Estívariz, una mujer de 56 años que perdió la vida el día del paro cívico tras discutir con bloqueadores en Riberalta (Beni).

Romero indicó, según la agencia de noticias ABI, que los comités cívicos y dirigentes políticos de la oposición recurrieron a grupos de choque pagados para obligar a acatar un paro contra la habilitación de Evo Morales y Álvaro García Linera para las elecciones de 2019. 

"Eso es lo que se ha hecho en el caso de Riberalta, se ha armado un grupo de choque en motocicletas para que se dirijan a diferentes puntos de la ciudad y vayan a obligar, por la vía de la coacción, de la fuerza de la violencia física y psicológica, a las personas a cerrar sus negocios, a irse a sus casas, a dejar de hacer sus trámites, a dejar de concurrir a los bancos, a los mercados, a los restaurantes, a los servicios, a las entidades públicas", denunció.

Romero dejó establecido que democracia es tolerar las ideas y no obligar a alguien a acatar un paro político "a palos" y a quien se resista "dar fin con su vida".

 





 




En esta nota