BOLIVIA

Rodríguez Veltzé-Insulza, cara a cara, en La Haya


El representante boliviano ingresó un minuto antes que el chileno a la cita. Se prevé la disposición para que exista una réplica y una dúplica. Existe mucha 'cautela' de ambos

La contrademanda de Chile será presentada ante La Haya hasta el 25 de julio
Escuchar el artículo Pausar Lectura

13/09/2016

A las 08.00, hora boliviana, se inició en La Haya la cita entre los agentes de Bolivia, Eduardo Rodríguez Veltzé y de Chile, José Miguel Insulza, con el presidente de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), Ronny Abraham, para definir los procedimientos y plazos dentro de la demanda marítima que presentó Bolivia en 2013. 

Según el reporte desde la sede del tribunal, el representante nacional llegó un minuto antes que el titular chileno. Se prevé que el encuentro se prolongue por algo más de media hora, debido a que existe coincidencias para aceptar una segunda ronda de alegatos escritos. 

Conoce más: Bolivia pedirá a La Haya ronda de réplica en el juicio

"Bolivia considera que debe haber una segunda fase de alegatos escritos, por diferentes argumentos entendemos correspondería y ojalá sea de mutuo acuerdo con Chile", sostuvo ayer el también expresidente Rodríguez Veltzé. 

Tras participar del consejo del Partido Socialista, Insulza, viajó a La Haya, donde está desde el fin de semana. Se prevé que aproveche su estadía en la sede de la Corte para reunirse con expertos en derecho internacional y con parte del equipo chileno que él encabeza en los trabajos de su defensa. 

Lea también: Agentes de Bolivia y Chile cautos frente a nueva cita

El agente boliviano adelantó ayer que "existe la posibilidad de que pueda haber la segunda ronda escrita o audiencias orales, pero esa información la tendremos en los siguientes días". El primero en enterarse será el presidente Evo Morales, luego el canciller David Choquehuanca.

También sostuvo que "hemos recogido testimonios e información que contribuyen a fortalecer la posición nacional". Rodríguez Veltzé acude al encuentro acompañado por un funcionario de la misión diplomática y el profesor Antonio Remiro Brotons.



 




En esta nota