POLÍTICA

Robo de la medalla deja mal parados a dos ministerios y a los militares


No se cumplió ningún protocolo en el manejo de los símbolos del poder. El bastón de mando fue franqueado como equipaje. Hay dos detenidos por los hechos y otros dos son buscados en Perú


El ministro de Gobierno, Carlos Romero, en conferencia de prensa explicando la recuperación de la medalla presidencial. Foto: APG
Escuchar el artículo Pausar Lectura

09/08/2018

La Casa Militar y los ministerios de Defensa y de la Presidencia están en el ojo de la tormenta luego de que el teniente Roberto Juan de Dios Ortiz Blanco perdiera la medalla y la banda presidencial, fuera de un burdel en El Alto. Tres ladrones acostumbrados a desvalijar movilidades sin que nadie los denuncie no tuvieron problemas para abrir la puerta delantera del auto compacto del militar y robar una mochila en la que transportaba los símbolos del poder del Estado Plurinacional de Bolivia: la medalla que el pueblo de Potosí le regaló al libertador Simón Bolívar en octubre de 1825 y la banda tricolor con la wiphala y el escudo. Eso sucedió la noche del martes y el país quedó en estado de incredulidad durante 16 horas, cuando los símbolos -intactos- aparecieron en una de las tantas iglesias de El Alto.

Según las autoridades, los ladrones tienen nacionalidad peruana y no pudieron soportar el peso histórico del botín. Así, lo que desapareció en un burdel de la 12 de Octubre reapareció milagrosamente en la iglesia de San Pedro.

La medalla y la banda debían llegar al pecho del presidente Evo Morales en el 193 aniversario de las FFAA, pero nunca llegaron. Dicen que la mirada de reclamo del mandatario quemaba al alto mando militar.

Puedes leer: Medalla y banda presidencial: 16 horas en vilo; de un prostíbulo a una iglesia

Ayer, antes y después de la reaparición de los símbolos, todos los involucrados en la pérdida trataron de expiar sus culpas. El protocolo indica que el preciado símbolo debe quedar bajo custodia del Banco Central, pero el Ministerio de Defensa, a través de un comunicado, aclaró que la medalla fue puesta a disposición de la Casa Militar y que ellos son responsables de su cuidado durante las fiestas patrias. La Casa Militar, según un reglamento de 2012, ejecuta las actividades del presidente en coordinación con los ministerios de Defensa y Presidencia. Por ello, se intentó sin éxito conocer la versión del ministro de la Presidencia, Alfredo Rada. 

No se sabe por qué algo tan valioso viajaba con tan poca custodia. Según recordó el expresidente Carlos de Mesa, en su gestión cada movimiento de la joya se realizaba con una fuerte custodia policial. Sin embargo, desde hace años la seguridad presidencial depende exclusivamente de las FFAA.

Pese a la cadena de mando y custodia, hasta el momento el único procesado es el teniente que perdió la medalla. Según Carlos Romero, ministro de Gobierno, será imputado por lo menos por incumplimiento de deberes. A ello se le sumará una investigación militar para sancionarlo por las leyes castrenses y, según el comunicado de Defensa, “se ha abierto una investigación a los mandos de la Casa Militar”.

José Luis Quiroga, viceministro de Gobierno, señaló que la Casa Militar depende del Ejército de Bolivia y este, a su vez, del Ministerio de Defensa, por lo que el despacho de Zavaleta también deberá dar explicaciones durante la investigación.

Mira el video: El momento en el que robaron la banda y medalla presidencial

El recorrido

Luego de colgar del cuello del presidente Morales el 6 de agosto de 2018 en Potosí, la medalla fue a dar a la mochila del teniente Ortiz, que regresó a La Paz. En lugar de depositarla en el Banco Central, se quedó con ella, pese a que el desfile del aniversario de las FFAA se retrasó un día, por lo que el teniente Ortiz mantuvo el símbolo más valioso de Bolivia en la casa de sus padres.

Al menos allí se quedó a salvo hasta el martes. Por la tarde salió a cortarse el cabello, regresó a su casa a las 17:45, ya sin ninguna oportunidad de alcanzar su vuelo a Cochabamba, previsto para las 18:30. En la casa de la avenida del Poeta, Ortiz se duchó, se vistió y salió hacia el aeropuerto de El Alto solo para comprobar que ya no podía abordar el vuelo hacia Cochabamba. Eran las 18:40 y lo reprogramó para salir a las 21:00. Aún podría alcanzar el desfile del día siguiente. Eso dijo en su declaración policial, cuando reportó el robo de la joya; sin embargo, fuentes del Gobierno aseguran que no le permitieron subir al avión porque estaba ebrio.

Te puede interesar: El testimonio del militar que perdió la medalla presidencial

El personal de la aerolínea le sugirió que se tome un tiempo para recuperarse y le cambiaron el vuelo.

Pudo hacer su check in y entregó su maleta, donde se encontraba el bastón de mando. Eran las 19:50 y en lugar de esperar otros 40 minutos para tomar su avión subió a su auto, manejó hasta la avenida 12 de Octubre y comenzó a visitar burdeles. Para asegurarse que la mochila que contenía el tesoro pasara desapercibida, la tapó con una colcha.

Solo 12 minutos más tarde, a las 20:02, los ladrones actuaron. “Ingresé a varios de esos locales haciendo pieza con damas de compañía en dos oportunidades”, dijo Ortiz, que no ahorró en detalles en su declaración. Cuando volvió a su auto y no encontró el bulto más preciado del país, volvió a entrar a los burdeles y -según Lily Cortez, la presidenta de la Asociación de Trabajadoras Sexuales- “en su borrachera, increpó a varias trabajadoras sexuales, llevándolas a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, golpeándolas y maltratándolas”.

El teniente Ortiz había llamado al 110, pero no fueron a su auxilio. Lo habían obligado a ir hasta la Felcc de El Alto, donde tomaron su declaración e iniciaron la búsqueda de la reliquia.

Conoce másLa medalla de Bolívar, una joya de valor incalculable

Anoche, a las 22:00, la Policía confirmó que detuvo al ‘Yogui’, supuesto hampón especializado en el arte del ‘plumazo’, es decir, dejar sin las pertenencias olvidadas en sus autos a los parroquianos de la 12 de Octubre. Sus cómplices, ‘Malatraza’ y ‘Chato’, aún son buscados y se ha pedido ayuda a la policía peruana para aprehenderlos.

Junto al ministro Romero, el director de la Felcc de El Alto, Johnny Aguilera, ofreció una conferencia prensa. Aseguró que se realizaron peritajes de las actividades del teniente Ortiz y de los delincuentes, que los hampones habían quedado de verse a las 10:00 en el Obelisco de El Alto para repartirse el botín, pero que a esa hora el escándalo ya se había distribuido en las redes sociales.

Según el relato del policía, Yogui se asustó por las consecuencias del robo, llamó a un canal de televisión y devolvió los símbolos del poder.

Según Aguilera, el teniente Ortiz será pasado a disposición de un juez cautelar. Luego de agradecer a las redes sociales por difundir la noticia y asustar a los ladrones, anunció que se confirmó que es la joya de Bolívar y que ya se comunicaron con el Banco Central para devolverla. La llevarán hoy al Banco Central. Aguilera no dijo nada de devolverla a los militares, la llevarán los policías.

Arrestado

Ortiz será puesto a disposición de un juez por incumplimiento de deberes

Irresponsabilidad

El 7 de agosto, el teniente mantuvo el símbolo patrio en su casa



 




Notas Relacionadas



En esta nota