bolivia

Rige la Ley de Identidad de Género y desata otro debate


El Gobierno dice que la norma no se aplica en matrimonios. Sin embargo, el sector beneficiado señala que con su nueva identidad legal podrán contraer nupcias con la persona que aman

una conquista igualitaria la norma facilita el acceso a derechos antes conculcados García Linera estrecha la mano de la activista Tamara Núñez del Prado, tras la firma de la ley

21/05/2016

El presidente en ejercicio Álvaro García Linera promulgó ayer la Ley de Identidad de Género, que establece procedimientos para el cambio de nombre propio, dato de sexo e imagen de las personas transexuales y transgénero en toda documentación pública y privada. Con ello se abrió un nuevo debate sobre si la normativa permitirá el matrimonio de personas transgénero con identidad cambiada.

La ley, cuyo fin es permitir el ejercicio pleno del derecho a la identidad de género, no define procedimientos para el “matrimonio igualitario”, según el presidente del Senado, Alberto Gonzales. Varios miembros de la comunidad LGBT opinan diferente. “Esta ley no es el mecanismo con el que se va a poder activar un matrimonio igualitario”, sostuvo Gonzales.

La ministra de Justicia, Virginia Velasco, aseguró que en cuestiones matrimoniales “todavía en eso no hemos avanzado”. Dijo que la norma permite el cambio de nombre y la imagen, con lo que se podrá estudiar, trabajar o recibir atención.

El movimiento LGBT
Las personas vinculadas al movimiento de Lesbianas, Gais, Bisexuales y personas Transgénero (LGBT) tienen una percepción diferente del tema, aunque participaron en la redacción del proyecto de ley aprobada.
“Estamos hablando de una ley de identidad de género, no de un matrimonio igualitario. Pero yo, como mujer síquica y física, con operación de reasignación sexual y con reconocimiento legal de mi identidad, tengo derecho a casarme”, declaró Tamara Núñez del Prado, que recibió la ley de manos del presidente interino García Linera.

David Aruquipa consideró que la población transexual y transgénero vive su cotidianidad como mujeres o como hombres, “lo que implica que como son mujeres de vida, pueden casarse con su pareja”.

Chantal Cuéllar, secretaria nacional de la Red de Mujeres Transexual es de Bolivia, mencionó que la ley no abre las puertas al matrimonio homosexual, pero “si quiero casarme, me voy a casar porque ahora soy una mujer, no soy homosexual”, consideró



En esta nota



e-planning ad