SANTA CRUZ

"Estoy feliz con el trabajo, es un nuevo inicio"


Reynaldo Ramírez fue encarcelado dos años y condenado a 30 por un crimen que no cometió. Ahora, su vida ha dado un nuevo giro y busca hacer carrera en el Ministerio de Justicia


20/07/2017

Camina despacio a nuestro encuentro, viene con la cabeza agachada y un tanto desconfiado. Sus manos tocan una y otra vez la gorra de color rojo que lleva puesta. Tras el saludo y la presentación, comienza diciendo que no quiere referirse más al pasado para no recordar el calvario que vivió.

Además, ya no quiere hablar con los medios "porque siempre me preguntan lo mismo", que pretende comenzar de nuevo y se muestra agradecido con la oportunidad que le han brindado desde el Ministerio de Justicia al ofrecerle un trabajo, una 'pega' que él adelanta le servirá para forjarse una carrera y por la que está emocionado, ¡feliz!.

Así comenzó nuestro diálogo con Reynaldo Ramírez Valle, aquel joven que fue condenado a 30 años de prisión acusado de feminicidio, un crimen que no cometió, pero por el que tuvo que vivir dos años de su vida tras los muros de la cárcel de Palmasola.

Son las 12:30 de este jueves, lleva dos días en su nueva fuente laboral; "Estoy aprendiendo" dice, mientras pregunta a un par de compañeros de oficina ¿Saben si hay algún mercado cerca para ir a comer?, "Sí, te esperamos y vamos juntos", le responden.

Otra vez gira para continuar la conversación con EL DEBER. Está cansado pero parece no importarle. Tuvo que despertarse a las 6:00 para poder salir desde su casa en Satélite Norte y poder llegar a tiempo (8:00) hasta la oficina dependiente del Ministerio de Justicia que está en la avenida Paurito del Plan 3.000. Es de poco hablar así que pide que le hagamos preguntas cortas. 

¿Qué le puede decir a su familia sobre esta nueva oportunidad?

Saludarlos y decirles que tengo buenas noticias, ya estoy con trabajo.

¿Cómo lo recibieron sus nuevos compañeros?

Me han recibido muy bien, con amistad, con cariño, soy una persona nueva y estoy feliz por todo ello.

¿A quién agradece por esta nueva oportunidad?

Estoy agradecido sobretodo con el ministro de Justicia, Héctor Arce, por la oportunidad que me ha brindado de poder trabajar.

¿Y qué le dicen a usted sus familiares?

No han tenido mucho contacto conmigo, es que no tengo muchos recursos económicos para poder llamarles. Estoy esperando mi primer sueldo (risas) ojalá que los días pasen rápido.

¿Cuáles son sus funciones?

Estoy aprendiendo mucho del tema jurídico, pero todo tiene su tiempo. Lo que hago ahora es acomodar archivos, llevo cosas, voy de aquí por allá, como un procurador. Poco a poco me iré acostumbrando.

Antes, ¿a qué se dedicaba?

Era cerrajero, trabajé tres años en ese oficio. 

 



En esta nota



e-planning ad