POLÍTICA

Rentan flotas para ir a Cochabamba y Gobierno niega obligatoriedad


No se prevén muchos discursos; las autoridades hablan de un festejo y no de proclamación. Hay divergencias sobre si se lanza al binomio o solo se apoyará a Evo 

El año pasado, el último congreso nacional del MAS en Montero fue el encargado de impulsar la candidatura de Morales pese a la derrota del 21-F
Leer el artículo Pausar Lectura

15/12/2017

La cuota mínima es de 150 bolivianos por cabeza para la cobertura del pasaje ida y vuelta a Cochabamba y los funcionarios ya contrataron buses completos para el viaje; otros grupos alquilaron buses medianos y otros tantos viajarán en sus vehículos particulares. Así asumieron los funcionarios públicos su traslado a la ciudad de Cochabamba; el Gobierno desmiente que haya obligatoriedad de asistir al festejo de la victoria del MAS en las elecciones de 2005.

El ministro de Trabajo, Héctor Hinojosa, dijo que todos los partidos tienen militantes y que son los militantes los que tienen el deber de asistir a este tipo de actos y admitió que en la administración pública hay militantes que asistirán en esa condición.

“Toda la gente hace política esté o no en el Gobierno los que somos militantes del MAS tenemos nuestras obligaciones partidarias y una de las obligaciones  es assistir al evento, este acto es voluntario, nadie está obligado a militar en un partido de manera coercitiva porque la militancia es un acto de conciencia de carácter ideológico; si existen servidores que no son militantes, no están obligados a asistir”, indicó la autoridad de Gobierno.

Los viceministros Hugo Siles y Alfredo Rada también negaron que exista una obligación de viajar. Rada aseguró que la mayoría de los asistentes a esta concentración serán dirigentes y militantes de los movimientos sociales, mientras que Siles dijo que hace un año en Ivirgarzama eran los campesinos y que en esta oportunidad será algo similar.

Los instructivos

Pero los funcionarios afirman que existe la obligación de viajar porque les advirtieron que en enero se tomará en cuenta este “apoyo al proceso”, por eso los funcionarios decidieron agruparse para viajar del mejor modo posible y sin reclamos.

Varias actividades de fin de año que estaban pactadas para este viernes fueron suspendidas por el viaje que realizarán los funcionarios y algunos decidieron que las reuniones anuales se realizarán en la ciudad de Cochabamba.

Un grupo numeroso del Ministerio de Economía alquiló cinco buses para el viaje y cada uno pagó 150 bolivianos para el pasaje, ya acordaron el punto de reunión para partir.

En el Ministerio de Trabajo hubo un intento de recolectar el dinero para el pasaje, pero la falta de acuerdos impidió este propósito y todos viajarán por sus medios. En la terminal de buses de La Paz, las 25 empresas que trabajan agotaron pasajes para hoy, esta situación fue comparada con lo que sucede en Carnaval y los viajes a Oruro.

En la Asamblea, existen contratos varios con buses medianos y minibuses y prevén retornar el domingo.



 




En esta nota