BOLIVIA

Martínez dice que Muñoz tiene aptitudes de ‘pitoniso’  y comentarista deportivo


Más temprano, Muñoz sostuvo que “se ha perdido el tiempo porque al final de cuentas la Corte ha dicho que si existiese una obligación de negociar, cosa que creemos que no existe, al final de cuentas serían los dos países quienes tendrían que decidir

El ministro de la Presidencia respondió al canciller chileno en un breve comunicado

15/09/2017

El Gobierno de Bolivia ha respondido de dos formas a los dichos del canciller de Chile, Heraldo Muñoz, a propósito de la dúplica que su país presentó en La Haya. Mientras el ministro de Justicia, Héctor Arce, más legalista, se ha limitado a observar fallas de procedimiento de Muñoz al considerar que ventila los contenidos del juicio por prensa, el ministro de la Presidencia, René Martínez, ha preferido la ironía personal.

“Creo que estamos descubriendo nuevas aptitudes del canciller Muñoz. ¿O serán nuevos oficios? Porque hace una semana hizo de comentarista deportivo y comentó la derrota de Chile en La Paz. Hoy, hace de ‘pitoniso’ (adivino) y anticipa un fallo interpuesto ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya”, contestó Martínez, en un breve comunicado divulgado por el Gobierno.

Más temprano, Muñoz sostuvo que “se ha perdido el tiempo porque al final de cuentas la Corte ha dicho que si existiese una obligación de negociar, cosa que creemos que no existe, al final de cuentas serían los dos países quienes tendrían que decidir porque no hay un resultado predeterminado. De modo que Chile está muy confiado de sus argumentos”.

Pero además, a propósito de la demanda marítima que Bolivia interpuso en 2013, Muñoz señaló que al cierre de la fase escrita la dúplica chilena es “un documento muy sustantivo que deja en evidencia las debilidades del planteamiento boliviano, que ha sido una línea argumental cambiante. Partió con la solicitud de un acceso completamente soberano, es decir con cesión de territorio, y luego se transformó durante los alegatos orales en la posibilidad de algún acuerdo práctico o una zona especial incluso.” 

A esto último, el Gobierno boliviano no ha contestado.

Martínez desarrolló su respuesta un poco más. “Lo paradójico es que (Muñoz) asevera posiciones de fundamentación jurídica en base a criterios absolutamente personales, absolutamente unilaterales, con base en interpretaciones que solo están en su mente. Felizmente, no son objeto del juicio interpuesto ante la Corte por parte de Bolivia. En definitiva, ¿a quién pretende engañar el ministro Muñoz? A nosotros los bolivianos no podrá”.



En esta nota



e-planning ad