BOLIVIA

Reflejan el 'débil' control en frontera con Argentina


Uniformados no cuentan con el personal ni la tecnología para evitar la trata y tráfico de personas. Miles de personas cruzan la frontera, pese a los controles de ambos lados

El tránsito fronterizo y comercial es normal sobre el puente que une Bolivia con Argentina
Escuchar el artículo Pausar Lectura

16/08/2016

La frontera Bolivia - Argentina se extiende por 773 kilómetros entre Salta y Jujuy. En ese trecho queda expuesto el "débil" control y los cruces ilegales, que dan paso a la existencia de bandas criminales dedicadas a la trata y tráfico de personas. 

Una nota elaborada por el matutino "La Nación" detalla cómo el río La Quiaca, que separa a ambas naciones, tiene en la calle Jujuy el paso ilegal más transitado de la zona, aunque no el único. Existen cientos de carteles con datos de personas desaparecidas.

Conoce más: Traficantes de personas usan la red para delinquir

"Del lado boliviano, incluso, hay menos personal de seguridad que del argentino y en ninguno hay tecnología importante, solo un escáner para mercaderías en la Argentina y algunas cámaras en la aduana vecina", detalla la publicación.

En varios procedimientos conjuntos se encontraron víctimas que eran trasladadas tanto en autos particulares como en ómnibus de larga distancia; algunas "trabajaban" en el campo y otras tenían como destino ciudades como Buenos Aires, Santa Fe o Córdoba.

Lea también: 20% de colegios cuentan con cámaras de seguridad


El reporte explica que "los vecinos de La Quiaca y de Villazón descreen de las promesas de más controles y, en un punto, sostienen que si se cortara todo el sistema delictivo montado alrededor de esta frontera flexible ellos perderían los ingresos que les permiten comer".



 




En esta nota