BOLIVIA

Postergan hasta el lunes declaración de Achacollo


La pasada jornada la exautoridad del Gobierno respondió 15 de al menos 40 preguntas de los fiscales. El proceso es por el millonario daño económico en el exFondo Indígena

La exministra de Desarrollo Rural, Nemesia Achacollo, en la Fiscalía de La Paz
Escuchar el artículo Pausar Lectura

22/07/2016

La exministra de Desarrollo Rural y Tierras, Nemesia Achacollo, no se presentó a declarar ante el Ministerio Público. La comisión de fiscales decidió postergar para el lunes su comparecencia, debido a que deben obtener documentos originales de las pruebas de descargo presentados.

"La postergación de la declaración de la señora Achacollo es porque los fiscales quieren cotejar los documentos originales con las pruebas en fotocopia simple que presentamos como pruebas de descargo el pasado jueves", dijo Jorge Solís Von Borries, abogado de la exautoridad.

Conoce más: Achacollo dice que 8 grupos decidían en exFondioc

En la víspera la exministra informó que las ocho organizaciones que conformaban el exFondo Indígena le entregaron una resolución, apenas fue posesionada en el cargo en enero de 2010 y en la que le hacían constar que ella no definía nada en los proyectos que aprobaba esa directiva y que ellos decidían todo.

Achacollo respondió ayer 15 de unas 40 preguntas, tras brindar datos a los investigadores por al menos cuatro horas. "como defensa no tenemos acceso a los documentos originales y por eso los fiscales pedirán a las autoridades liquidadoras del Fondo Indígena que les permitan cotejar las fotocopias que presentamos con los originales", agregó el jurista.

Lea también: Proceso del ex-Fondioc, frenado hace ocho meses

La pasada jornada, antes de su ingreso dijo que fue citada y que presentará todos los descargos sobre su responsabilidad en el caso Fondo Indígena. Fue llamada en calidad de investigada por delitos de favoreciendo al enriquecimiento ilícito, incumplimiento de deberes y malversación de recursos públicos.

La Contraloría General del Estado denunció, en diciembre de 2014, un daño económico de 71 millones de bolivianos, mientras que la intervención que se realizó al Fondo Indígena cuantificó el daño en 102 millones.



 




En esta nota