BOLIVIA

Pedido de control sanitario para Cusi desata polémica


La bancada oficialista pidió control sanitario y policial sobre el suspendido magistrado porque temen contagios. Ayer Cusi se disculpó con la población y pidió que el ‘rey Evo’ lo condene

El magistrado suspendido realizó ayer una protesta simbólica en la sede de Gobierno. Foto: APG

01/06/2017

El escupitajo que lanzó el suspendido magistrado Gualberto Cusi en contra del diputado del MAS Víctor Borda, la noche del martes, ocasionó una reunión de la bancada del MAS que pidió la presencia de personal de salubridad y control policial contra el magistrado para hoy, cuando se dé lectura a la sentencia del juicio que se ventila en contra de Cusi en la Cámara de Senadores. La decisión del oficialismo reabrió el debate sobre este tema en todo nivel.

“Hemos convocado a una reunión de bancada para explorar las acciones judiciales que vamos a iniciar contra Gualberto Cusi, porque es un peligro para la salud de la población paceña principalmente”, dijo al término de la reunión el diputado Edgar Montaño.

La noche del martes, luego que se declarara un cuarto intermedio en la audiencia final contra el magistrado, este y el diputado Víctor Borda coincidieron en los pasillos del Senado y, después de un intercambio de palabras, el magistrado lanzó un escupitajo a la cara del legislador oficialista.

Ayer, en horas de la mañana, en una entrevista concedida a EL DEBER, Cusi admitió que era necesaria una disculpa con la autoridad y dijo que lo hizo llevado por la impotencia ante el poder y el constante desprecio a la coca. Sin embargo, por la tarde se presentó en la plaza Murillo y manifestó que nunca pediría disculpas.

“De ninguna manera voy a aceptar pedir mis disculpas ante el poder político del Evo Morales; debo ser honesto, quiero pedir las disculpas al pueblo boliviano al que respeto, pero al sinvergüenza del poder nunca, jamás”, dijo iracundo frente al Palacio de Gobierno.

Sin embargo, la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, dijo que la actitud de Cusi fue una agresión al conjunto de este cuerpo legislativo y añadió que fue una muestra de desprecio sin precedentes y evitó responder sobre la presencia de médicos y policías hoy cuando se lea la sentencia final del caso.

Pero el magistrado suspendido arremetió contra el presidente del Estado: “es por eso que hoy quiero decir, señor Evo Morales, señor rey Evo Morales, estoy aquí, ordene mi condena a sus muñecos senadores; mi único delito ha sido, hermanos bolivianos, defender la Constitución y eso era el mandato que el pueblo me dio, entonces digo y seguiré diciendo que la reelección del Evo Morales es inconstitucional, no puede ser que una persona se eternice en el poder”, bramó.
 
Activistas y salubristas

Pero las organizaciones defensoras de los derechos de personas con enfermedades terminales arremetieron contra las declaraciones de los diputados del MAS y los pedidos sobre los controles en la última sesión de lectura de sentencia.

Desde la Red de personas que viven con VIH en Bolivia sancionaron las declaraciones de los oficialistas Ángel Churata calificó como “ridículas” las declaraciones de los denominados padres de la patria y lamentó que vengan desde los que dicen ser legisladores y estén a cargo de la elaboración de las leyes precisamente.

En el Colegio Médico de La Paz, reaccionaron con molestia porque advirtieron que cualquier persona que pretenda referirse a este tema, lo mínimo que debería hacer es informarse sobre esta enferemedad y peor si son entidades nacionales como una Cámara de Diputados o Senadores.

Los médicos recordaron que una enfermedad terminal como la mencionada “no se contagia” si no “se transmite” y en ese sentido explicaron que existen tres vías de transmisión que son: relaciones sexuales sin protección, por transfusión de sangre y de madre a hijo durante la gestación.
Los activistas relataron que si los políticos piden esos controles para una persona que padece la enfermedad deberían pedir que la Policía detenga a todas las personas que tienen los mismos síntomas y que caminan en medio de las ciudades a diario “porque pueden contagiar” manifestó el activista Churata.
 
Las acciones

Gualberto Cusi, dijo que lo que hicieron las autoridades del Gobierno al revelar su enfermedad y las declaraciones de los diputados, no hacen otra cosa que revictimizarlo y que eso debe tener una respuesta legal en su momento, y mencionó la posibilidad de acudir a instancias internacionales.

Roberto de la Cruz, que es un activista y que acompaña constamente a Cusi, dijo que después de la lectura de la sentencia ellos verán las acciones que deben seguir y también mencionó a los tribunales internacionales como una alternativa legal valedera porque la enfermedad fue revelada en medio del juicio que se había instaurado a Cusi.

Dos días antes de Navidad de 2014, el entonces ministro de Salud, Juan Carlos Calvimontes, reveló el padecimiento de Cusi, lo que ocasionó que en enero fuera removido de su cargo. Hace menos de un mes, el mismo magistrado Cusi denunció que Calvimontes fue designado gerente de la Caja Petrolera de Salud.

Para Cusi, cualquiera sea la decisión del Tribunal que lo procesa, no cambiará nada y que él seguirá en su lucha contra el partido de gobierno y no cree que la absolución sea el veredicto de los oficialistas. Su defensa también hará conocer su postura hoy, después del acto y creen que debe haber una decisión final. 


En esta nota



e-planning ad